Bryan Ferry recupera la esencia de Roxy Music en «Olympia»

El cantante británico Bryan Ferry presentó hoy en Londres su último disco, "Olympia", un álbum con ocho nuevas canciones y dos versiones en el que ha recuperado los ritmos de los ochenta que le lanzaron a la fama como cantante de los legendarios Roxy Music.

Ferry, el hombre que en los setenta y ochenta puso su sello inconfundible a emblemáticas canciones del glam rock como "More than this", ha cumplido ya los 65, peina canas y reconoce que le cuesta más componer que cuando era joven. Sin embargo, al verle actuar en directo, presentando sus nuevas canciones, cualquiera diría que el tiempo ha pasado de largo por su puesta en escena y por su voz.

Una bola de discoteca, telón plateado al fondo y bailarinas ataviadas con americanas con hombreras contribuyeron a crear una atmósfera propicia para un concierto que comenzó con "You can dance", el primer sencillo de un álbum que ya está en las tiendas de discos. Melodías pegadizas, ritmos electrónicos y la teatral puesta en escena de Ferry trasladaron al escenario la esencia de Roxy Music, el grupo que durante dos décadas impresionó con su vanguardista visión de la música pop.

No en vano, para la preparación del disco, el cantante ha contado con la colaboración de sus antiguos compañeros de banda, Phil Manzanera, Andy Mackay y Brian Eno, que no trabajaban juntos en un álbum de estudio desde 1973. Los ritmos disco de "Shameless"y la guitarra eléctrica de "Song to the Siren", una versión de la canción compuesta por Tim Buckley a finales de los 60, prepararon al público para lo que estaba por llegar: "Let's Stick together", un clásico de la carrera de en solitario de Ferry que consiguió con este tema que la Galería Philip de Pury en la que se presentó el álbum se convirtiera en una auténtica pista de baile.

El cuadro de Édouard Manet "Olympia"(1863), en el que una joven aparece desnuda recibiendo flores de su sirvienta, le sirvió a Ferry como fuente de inspiración para crear a su Olympia particular en forma de música. Para trasladar al disco todo el glamour y el erotismo de esta imagen, el cantante inglés eligió como portada del álbum a la modelo británica Kate Moss, a la que considera "la femme fatal"de la época actual, según explica el artista en su página web.

Un ensayo que aborda las connotaciones del provocativo cuadro de Manet escrito por el novelista Michael Bracewell se ha incluido en la edición de lujo de "Olympia", que cuenta además con un libreto de 40 páginas con las instantáneas realizadas por el fotógrafo Adam Whitehead para la ocasión con Kate Moss como musa.

Las fotografías, expuestas también en la galería donde tuvo lugar el concierto, componen una serie de diez instantáneas, una por cada canción del disco, que se podrán visitar hasta el próximo 3 de noviembre. Los Scissor Sisters, Groove Armada, David Gilmour (guitarrista de Pink Floyd), Jonny Greenwood (Radiohead), Nile Rogers (Chic), Mani (ex bajista de Stone Roses), Marcus Miller y Flea (Red Hot Chilli Peppers) son otros de los artistas que han trabajado codo con codo con Ferry en algunas de las canciones de un álbum con el que el cantante busca repetir el éxito de "Dylanesque"que en 2007 alcanzó el número cinco en las listas británicas con versiones de Bob Dylan.