Laporta se ofrece «por afinidad» a Trias para «echar a los españolistas»

El apoyo del convergente Xavier Trias a las consultas soberanistas le ha valido un aliado a poco más de dos meses de las elecciones municipales del próximo 22 de mayo.

Joan Laporta:  Proclamar la independencia de Cataluña es su única razón de ser política. Después del apoyo de CiU en la Mesa del Parlament para tramitar una ley de declaración de la independencia, el ex presidente del Barça lanza un guiño a la federación
Joan Laporta: Proclamar la independencia de Cataluña es su única razón de ser política. Después del apoyo de CiU en la Mesa del Parlament para tramitar una ley de declaración de la independencia, el ex presidente del Barça lanza un guiño a la federación

El independentista Joan Laporta aseguró ayer que su formación, Solidaritat Catalana per la Independencia, apoyará a Trias si es la lista más votada porque «ha hecho mucho daño (a Barcelona) que gobernara tantos años un partido españolista», explicó a Ep. Laporta también apuntó tener «afinidades ideológicas con CiU», aunque teme que, tras las municipales, «acumule demasiado poder» tras su regreso a la Generalitat después de dos tripartitos.
La consulta soberanista en la capital catalana está prevista para el próximo 10 de abril. La fecha hace que sea relevante esta nueva convocatoria, pese al fracaso de las anteriores oleadas de consultas que no tienen validez legal y donde la participación ha ido menguando desde que empezaron en Arenys de Munt hasta llegar al 11 por ciento en Terrassa. Pero, la convocatoria de Barcelona se producirá en plena precampaña y obliga a los partidos a significarse en la idea de modelo de Estado. Y ahí Trias lo tiene claro. «Si se hace la consulta no sólo no me opondré, sino que mi partido ayudará y yo iré a votar», explicó la semana pasada en una entrevista a LA RAZÓN. Unas declaraciones muy en consonancia con la línea que ha tomado la Generalitat respecto a la consulta, ya que cederá urnas y ha dado libertad a los consellers para poder votar el 10 de abril.

La formación de Laporta, por su parte, quiere exprimir el filón de la consulta al máximo, ya que la estrategia de exaltación independentista le valió cuatro diputados en las autonómicas. Y, aunque para lograr representación en los municipios necesita un listón más elevado de votos –5 por ciento–, ayer el ex presidente del Barça no dio por descartado que todavía pueda llegar a un pacto con ERC y Reagrupament para concurrir juntos en la capital catalana con el objetivo de intentar aunar el voto soberanista y lograr tener una representación de peso en Barcelona.

El candidato del PP , Alberto Fernández, alertó sobre los riesgos que comportará un «neotripartito independentista» y dijo que «no es una opción tan remota, dado que en el Parlament ya se ha empezado a dar esta alianza entre CiU y Laporta». Se refería al apoyo de los cuatro miembros de la Mesa de CiU que sirvieron para dar el visto bueno para debatir la iniciativa de Laporta de declarar la independencia de Cataluña en el Parlament. El popular también incidió en el apoyo de Trias a las consultas soberanistas y recordó que el candidato de CiU a la alcaldía –de la misma manera que Hereu– apoyó el Plan Laporta del Miniestadi apenas quince días antes de las elecciones a la presidencia del Barça.

Los pactos de Hereu

Alberto Fernández aseguró que «sólo un PP fuerte» podrá frenar un ayuntamiento soberanista o un «tripartito socialista». En este sentido, el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, descartó que buscará alianzas si CiU logra ser la formación más votada. Hereu, no obstante, se deberá imponer antes a su rival en las primarias, la ex consellera Montserrat Tura, en la votación a la que militantes y simpatizantes están llamados el próximo sábado.
La oferta de Laporta a CiU no se ciñó únicamente a la ciudad de Barcelona, sino que la extendió a las localidades del área metropolitana.