Las cuentas de Cascallana son ilegales

La Justicia investiga si el ex alcalde de Alcorcón vulneró la ley al aumentar sin freno la deuda del municipio

MADRID- El Tribunal de Cuentas sostiene en un auto que el Gobierno del socialista Enrique Cascallana en Alcorcón vulneró la Ley al no solicitar autorización al Ministerio de Hacienda para seguir endeudándose, como señala el Ejecutivo actual, presidido por el popular David Pérez, a través de un comunicado, informa Ep. Según el auto del Tribunal, «en opinión del Ministerio Fiscal, deben practicarse las actuaciones de instrucción previstas en la Ley para investigar los hechos y obtener los antecedentes que permitan adoptar razonadamente, en su momento, la decisión de plantear o no la correspondiente pretensión de responsabilidad contable». Dichas tesis, a las que se ha sumado el Ministerio Fiscal, afectan a la solicitud que realizó el anterior Gobierno de distintos préstamos por un valor total de 44 millones de euros, «sin la preceptiva autorización del Ministerio de Hacienda y en contra, a su vez, del informe del interventor municipal», como destaca a su vez el actual Ejecutivo.
El auto del Tribunal de Cuentas afirma que «es una cuestión no controvertida que la Corporación municipal de Alcorcón incumplió dicho trámite. Y también lo es que la Intervención General del Ayuntamiento, en su informe, ya había indicado a la Junta de Gobierno Local que era preceptiva la autorización del Ministerio de Economía y Hacienda para poder concertar las pólizas de crédito con una entidad financiera privada».
Desde el actual equipo de Gobierno añaden que los anteriores gestores «dejaron de pagar las cuotas de esos préstamos, uno de ellos de 22 millones de euros». El impago de dichas cuotas, saltándose presuntamente la prelación de pagos, «generó unos intereses no previstos que han supuesto un quebranto económico para las arcas municipales», aseveran.
Como afirma el auto, «ese potencial quebranto económico en el presente caso se puede haber producido, según las tesis del recurrente –a las que se ha adherido el Ministerio Fiscal– por el excesivo pago de intereses que se produjo al no poder hacer frente la corporación municipal a los plazos de amortización reflejados en las pólizas de crédito.


612 millones de euros
es la deuda que tiene Alcorcón según estableció el pasado mes de noviembre el Interventor General del municipio tras la revisión legal y urbanística encargada por el Gobierno de David Pérez que contradice así los 110 millones de euros en los que el ejecutivo de Cascallana cifró la deuda en abril de 2011.