Ex ministros y ex secretarios se quedan sin indemnización

El Gobierno rebaja su sueldo en proporción al recorte a los funcionarios

MADRID- Los recortes se llevan también por delante las «cesantías». El Consejo de Ministros aprobará hoy la eliminación de las indemnizaciones que durante dos años tenían derecho a cobrar todos los ex ministros y ex secretarios de Estado. Un sueldo a cargo del erario público, el 80 por ciento del que recibían cuando formaban parte del Gobierno, que mantenían aunque al mismo tiempo estuvieran recibiendo otra retribución como parlamentarios o en la actividad privada. A partir de ahora, esa indemnización sólo la seguirán recibiendo aquellos ex altos cargos que no reciban ingresos por otra vía, y sólo durante el tiempo en el que estén en esas circunstancias. La medida es de aplicación inmediata, es decir, que afectará a los ex ministros y ex secretarios de Estado del Gobierno de Rodríguez Zapatero. Entre otros, a Elena Salgado, Alfredo Pérez Rubalcaba o José Blanco. Además, en el «histórico» y doloroso Consejo de Ministros de esta mañana, el Gobierno también se rebajará el sueldo en proporción a la paga extraordinaria que pierden los funcionarios. El presidente Rajoy anunció en el Congreso que esa medida la extendería a los altos cargos de todas las administraciones, diputados y senadores. Como los ministros no tienen paga extraordinaria, el recorte se aplicará sobre su sueldo en bruto. La pensión de los ex presidentes del Gobierno no se tocará porque está regulada por Ley, según fuentes de Moncloa. En materia de Función Pública, entre las medidas que hoy aprobará el Consejo de Ministros estará también la reducción del número de días de libre disposición, los «moscosos»; se ajustará el número de liberados sindicales a lo dispuesto estrictamente en la Ley; se equipararán las situaciones de incapacidad temporal a las del resto de trabajadores; y se facilitará la movilidad.

 

El PSOE incendia las redes contra la diputada Fabra
El PSOE encendió ayer las redes sociales tras colgar un vídeo en el que supuestamente la diputada del PP Andrea Fabra espetaba un «¡que se jodan!» cuando el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunciaba el miércoles en el Congreso un recorte en las prestaciones por desempleo. El vídeo, en el que es difícil apreciar si de verdad la diputada exclama eso, provocó ayer no sólo que su persona fuera «trending topic» mundial en Twitter, sino que algunos usuarios de la red colgaran sus datos personales como dirección o número de teléfono. El PSOE exigía airadamente su dimisión mientras las reacciones se multiplicaban por segundos en las redes. «No es digna de representar a los ciudadanos», insistía el PSOE en Twitter. La hija del expresidente de la Diputación de Castellón Carlos Fabra se convirtió así en el tema de moda en la red, seguido por el asunto #DiputadosDelPPAplaudiendo, donde muchos usuarios de la red social expresaban su indignación por la actitud de los diputados populares ante las medidas que anunciaba Rajoy. El portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, justificó esos aplausos porque el jefe del Ejecutivo «está haciendo lo correcto». Además del apoyo del grupo popular, Rajoy debería haber tenido el de los diputados del resto de los grupos, sentenció Alonso.