Los bancos siguen ganando dinero tras cuatro años de crisis

La AEB desea éxito a las cajas en el proceso de salidas a Bolsa

Los bancos españoles ganaron el 4,5 % menos hasta marzo por la crisis
Los bancos españoles ganaron el 4,5 % menos hasta marzo por la crisis

La crisis ha reducido de forma sensible los ingresos del sector bancario nacional, pero las entidades aún se mantienen en beneficios cuatro años después del estallido de la burbuja inmobiliaria que precedió a los problemas financieros a ambos ambos lados del Atlántico. Y sin ayudas públicas, algo de lo que no pueden presumir sus homólogos estadounidenses y británicos.

Los bancos españoles ganaron 3.714 millones de euros en el primer trimestre del presente ejercicio, lo que representa una ligera caída del 4,5% respecto al mismo periodo del año anterior, según datos de la Asociación Española de Banca (AEB). El secretario general del organismo, Pedro Pablo Villasante, destacó ayer que estos resultados positivos son la consecuencia de la «capacidad de gestión» de las entidades y a los ingresos recurrentes derivados de «su modelo de banca comercial minorista con enfoque al cliente».

Además, la patronal bancaria también destacó el esfuerzo de las entidades en saneamientos y la disciplina de costes. Los bancos dotaron provisiones por valor de 4.647 millones de euros entre enero y marzo, lo que elevó el capital principal hasta el 9,42%, 142 puntos básicos –un 1,42%– por encima de lo que exige el Gobierno y 90 puntos básicos –un 0,9%– más que en el mismo periodo del año anterior.

La morosidad, al alza
El ratio de morosidad del conjunto de los bancos españoles cerró el primer trimestre en el 4,45%, un 0,23% más que en el mismo periodo. El ritmo de crecimiento de la mora muestra signos de desaceleración, aunque la AEB prevé que la tasa seguirá subiendo «hasta que la economía española se recupere» y sea capaz de generar empleo. No obstante, la morosidad bancaria aún está por debajo de la registrada por el conjunto del sistema –un 6,35%–.

El secretario general de la AEB aseguró que «sería una buena noticia que las cajas convertidas en bancos» despertaran el interés de los mercados no sólo para el sector financiero español, sino para el propio país. Además, Villasante declinó meter prisa a estas entidades para que den el salto al parqué lo antes posible, como han hecho algunos de sus colegas del sector recientemente, y dijo que tienen «muy buenos asesores y les corresponde a ellas elegir el mejor momento».

El secretario general de la AEB abogó por que si finalmente es necesaria la entrada de dinero público en las entidades financieras con huecos de capital para alcanzar los niveles regulatorios establecidos, éste permanezca «el menor tiempo posible».

Ataque del mercado
Villasante también advirtió de que si los próximos test de estrés no contemplan el impago de la deuda soberana europea «no contribuirán a aplacar la desconfianza de los mercados». El secretario general de la AEB afirmó que las pruebas de resistencia que se aplicaron al sistema financiero español el pasado ejercicio tampoco incluyeron la exposición al riesgo soberano, factor que consideró «fundamental» para tranquilizar a los mercados.

El portavoz de la banca apuntó que España va a realizar de nuevo un importante ejercicio de transparencia, ya que casi todo el sistema financiero español se va a ver sometido a dichas pruebas, frente a otros países europeos en los que sólo se analizó la respuesta a escenarios estresados de cuatro o cinco entidades.

La AEB apoyó que los inversores privados participen en el segundo rescate de Grecia, si bien insistió en la necesidad de que el país heleno haga los esfuerzos necesarios para reconducir la situación y garantizar que esta ayuda sea la definitiva. «La solución tiene que ser de todas las partes implicadas en el problema», defendió el portavoz de la patronal de banca, tras advertir de la importancia de la fórmula que se elija finalmente para solucionar el problema de Grecia, ya que podría ser replicada en el futuro. «El riesgo existente supone una tensión muy importante», aseveró Villasante.