Libros

Superman regresa a casa

Un astrofísico de renombre, y de carne y hueso, ha ayudado al superhéroe a localizar exactamente dónde esta el planeta Krypton. Hoy sale a la venta el cómic «Star Light, Star Bright», en el que se cuenta dónde está con pelos y señales

Superman regresa a casa
Superman regresa a casa

En la constelación de Corvus y a 27,1 años luz de distancia de la Tierra es donde se localiza Krypton, el planeta donde nació Superman y cuya localización se desvela hoy en el número 14 de Action Comics Superman titulado «Star Light, Star Bright». Una gran noticia para Superman, alejado ya del oficio de periodista, después de abandonar definitivamente su mesa en el «Daily Planet». La clave y la llave, en sentido figurado, para abrir la puerta de regreso al hombre volador la ha dado el astrofísico Neil deGrasse Tyson, director del Planetario Hayden en el Centro Rose para la Tierra y el Espacio e investigador asociado en el Departamento de Astrofísica del Museo Estadounidense de Historia Natural, y que es, además y ahí radica una de las novedades de la historieta, un personaje real, de carne y hueso y conocido por acercar la ciencia al público. Cuando el científico se halló frente al hombre de la capa, le quitó hierro al asunto: «Superman, por favor, llámame Neil», le dijo en un tono amigable, según se recoge en el cómic.

Visitas al Planetario
El hecho de haber localizado Krypton, según ha asegurado el editor de DC Entertainment, DanDiDio «marca un antes y un después en la historia del personaje y un punto de inflexión en las aventuras al mezclar realidad y ficción en un cómic porque le da al héroe un lugar exacto y concreto dentro del universo». Y ofrece, también, la posibilidad futura de que Superman pueda regresar al hogar de donde nació y de donde salió tiempo atrás. En el cómic se dice que cada 382 días Superman acude al planetario para recabar algún dato nuevo sobre su planeta porque aún no ha perdido la esperanza de poder encontrar alguna pista sobre la tierra que abandonó. En esta ocasión, el viaje ha merecido la pena. Y DeGrasse no puede sentirse más satisfecho con su pequeña gran contribución: «Como ciudadano de Metrópolis estoy muy contento de haber podido ayudar a quien ha hecho tanto por los habitantes de la ciudad durante estos años. Está claro que si no hubiera sido un superhéroe se podría haber dedicado a la astrofísica», según recoge «The Guardian». El hecho de poder contar con la colaboración del científico es una baza importante, pues se trata de un divulgador bastante conocido en Estados Fue alumno aventajado y admirador de Carl Sagan, y desde 2006 presenta el programa de televisión de corte educativo y científico «NOVA ScienceNOW». «Contar con Neil (deGrasse Tyson) ha sido un acierto. Ha conseguido que podamos aplicar la ciencia del mundo real a esta nueva aventura. Los seguidores del superhéroe ahora podrán mirar al cielo y exclamar: «Ahí es donde Superman nació», ha comentado el editor Will Moss.

La labor de Tyson está focalizada en la formación y evolución de las estrellas así como en cosmología y astronomía galáctica. Ha trabajado en numerosas instituciones, incluyendo las Universidad esde Maryland y Princeton, el Museo Estadounidense de Historia Natural, y el Planetario Hayden. Es autor de numerosos libros populares de astronomía. Vive en el Bajo Manhattan con su esposa y sus dos hijos y es un entusiasta coleccionista de vinos. Para Fisch, introducir fundamentos científicos en las historias de superhéroes las puede hacer más atractivas y conseguir que sus «inevitables elementos fantásticos nos parezcan más reales».
Krypton, según los estudios del científico nacido en el Bronx (y ahora, uno de los afortunados protagonistas del número14), estaría localizado en nuestro universo, orbitaría alrededor de la enana roja LHS 2520, una estrella más fría y más pequeña que nuestro sol y que existe en la realidad, aunque antes de decidirse por ésta barajó otras posibilidades, como buen especialista en la materia. ¿Y qué es una enana roja?, se preguntarán los lectores. Se trata de la clase de estrellas más común en la galaxia, al menos en la vecindad del sistema solar.
Próxima Centauri, la estrella más cercana al Sol, es una enana roja; de las treinta más cercanas, veinte son enanas rojas. Sin embargo, debido a su baja luminosidad (la enana roja más grande posee solamente un 10% de la luminosidad del sol), no pueden ser observadas fácilmente; de hecho, ninguna enana roja es visible a simple vista.

Lo cierto es que este giro de márketing con el que sin duda DC Comics hará buena caja, no es sino una vuelta de tuerca a una idea ya existente. No es que Superman, tradicionalmente, no supiera de dónde procedía. El héroe ha conocido su historia a lo largo de diferentes etapas del cómic. Autores como John Byrne y Mike Mignola se han acercado al pasado del planeta de Kal-El.

Los derechos de los clones
El segundo, ideó en la miniserie «Mundo de Krypton» un complejo laberinto sociopolítico en el que una guerra derivada de los derechos de los clones acababa con una floreciente y hedonista civilización. Otro grande del cómic, Alan Moore, en una de sus habituales digresiones, y con el universo DC ya desmenuzado y reconstruido en aquella sacudida de 1985 que fue la «Crisis en tierras infinitas», construyó en una historia suelta una ucronía –tan sólo imaginada, Clark Kent estaba siendo sometido a una profunda alucinación– en la que Kal-El habitaba un Krypton dividido por el choque de clases y en el que su padre, Jor El, era uno de los pseudocientíficos intransigentes que llevaban al planeta al abismo. La necesidad de escarbar en su pasado no es nueva: como explica Grant Morrison, precisamente el guionista del número ahora a la venta, en un brillante ensayo publicado hace apenas una semanas en España, «Supergods. Héroes y mitos del cómic» (Ed. Turner), la llegada de la década de los 50 y el ambiente de amenaza que se cernía sobre América hizo necesaria para la serie profundizar: había que buscarle un talón de Aquiles (la kryptonita), un mundo del que procediera, una familia...

El hombre de acero, el año que viene
La nueva entrega de Superman ya tiene fecha de estreno: será el 21 de junio de 2013. Henry Cavill es el actor elegido para ponerse en la piel del superhéroe. En cuanto a la trama,los rumores se disparan porque las noticias, cuando llegan, lo hacen con cuentagotas: se habla de un ejército de robots lanzado contra la Tierra al que tendría que hacer frente, de un villano de extrema crueldad (Black Zero o el Destructor de Krypton), naves espaciales e incluso de que la kryptonita pueda tener un papel importante. En la nueva cinta de Jack Snyder, el personaje ha dejado el trabajo que desempeñó durante tantos años en el «Daily Planet». El periodismo ya es historia, una lejana y acabada historia. Ahora y según los trailerse de la película que se han podido ver, faenaría ajeno al mundo en un barco. Para Cavill calzarse las mallas de Superman y ponerse su capa supondrá un imporrante espaldarazo a su carrera.