«Do not cross the line»: donde la literatura se da de bruces con la realidad

«Do not cross the line» nos muestra un mundo tan crudo y veraz como la realidad, donde nada es lo que parece. Las personas aquí crecen entre la risa y el llanto, entre el amor y el dolor, entre las balas, la miseria y la mafia internacional más cruel y virulenta que puede existir. Aquí, las personas se dan de bruces con la existencia, dentro de una sociedad que tiene el destino regido por una mano vil que señala un camino oscuro que se extiende más allá del horizonte, donde la vida se trafica con la muerte.

Presentada la nueva novela de Carlos Andrade, Do not cross the line
Presentada la nueva novela de Carlos Andrade, Do not cross the line

La segunda novela de Carlos Andrade nos describe la convulsa ciudad de Nueva York a finales de los años ochenta. Nos relata cómo la muerte de Wilson Wallace a manos de la policía en las turbulentas calles del Harlem Oeste, destapa una red de corrupción que implica hasta las más altas esferas. Entretanto, la violencia crece, el desempleo, las constantes peleas entre las maras rivales acrecienta el número de pandilleros muertos y una empresa, los Laboratorios Biotech, está a punto de ser vendida por el financiero Andy Frank dejando a muchas personas sin trabajo.

Torres Vitolas, el editor, destaca el arduo trabajo seguido por el autor Carlos Andrade para construir la novela. Trabajo que lo llevó incluso a vivir durante un tiempo en Nueva York para documentarse y comprender la cultura e idiosincrasia de esa ciudad donde está ambientada la obra. Méndez Guédez, por su parte, destaca la gran pulcritud del texto, así como su velocidad y su ritmo vertiginoso. «Es una novela que en muchos aspectos puede llegar a considerarse casi perfecta», señaló.

En más de una ocasión el escritor peruano Jorge Eduardo Benavides ha comentado que la nueva obra de Carlos Andrade tiene la virtud de ser además de una novela negra, una novela con un gran contenido social, que insinúa preguntas inquietantes sobre las estructuras de poder sobre las que se erigen las grandes ciudades.

Una muestra de esta carga social que tiene la novela es que un porcentaje de las ventas del libro irán destinadas a apoyar el trabajo que realiza Aldeas Infantiles SOS de España. "He tratado de cumplir la última voluntad de uno de mis personajes, quien en la novela quería que parte de lo que dejaba fuese destinado a ayudar a los niños necesitados", acota el autor.

Carlos Andrade es director de una conocida agencia de publicidad y, junto al escritor peruano Jorge Eduardo Benavides, codirige el Centro de Formación de Novelistas que imparte talleres en Madrid, Venecia, Ginebra y Miami.

Ideal para...: los que gustan de las novelas negras, rápidas, vertiginosas, que sorprende en todo momento.