«Las relaciones de la Comunidad con Portugal son más fuertes que nunca»

«Las relaciones entre Castilla y León y Portugal son ahora más fuertes que nunca». Así de satisfecho se mostró el consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, tras presidir, en la localidad salmantina de Ciudad Rodrigo, el Plenario de la Comunidad de Trabajo con la Región Centro en el que se ha traspasado la presidencia de turno de este organismo a los representantes lusos.

José Antonio de Santiago-Júarez, Pedro Coimbra, Javier Iglesias y María de Diego estrechan sus manos
José Antonio de Santiago-Júarez, Pedro Coimbra, Javier Iglesias y María de Diego estrechan sus manos

En este sentido, destacó que «hemos logrado pasar de una mera vecindad geográfica» a «ser socios». Todo ello a partir del mandato contenido en nuestro Estatuto de Autonomía y al impulso comprometido por el presidente Juan Vicente Herrera en su discurso de investidura que permitió que la cooperación con Portugal haya adquirido carácter de compromiso político.

De Santiago-Juárez añadió que la Región aprovechó estos dos años para «acercarse aún más» al país luso y recordó que históricamente los territorios vecinos habían vivido, en ocasiones, «de espaldas». Una de las tareas que ha ocupado el trabajo de la Consejería de Presidencia consistió en «darle la vuelta», añadió, a esta situación para aprovechar todos los recursos y potencialidades existentes en cada territorio.

El portavoz del Gobierno Herrera señaló que uno de los elementos que consiguió dinamizar las relaciones de Castilla y León con Portugal ha sido el establecimiento, por primera vez, de planes estratégicos de cooperación transfronteriza. En concreto, la Comunidad de Trabajo con la Región Centro se basa, por un lado, en un proyecto emblemático, el MIT (Movilidad, Innovación y Territorio), que contribuye al desarrollo socioeconómico de ambas zonas en torno al eje que une Oporto y Lisboa con Irún a través de nuestra Comunidad. Por otro, afirmó que se fomentó la cooperación de proximidad, para mejorar la prestación de los servicios básicos a los ciudadanos.

En cuanto al proyecto MIT, desde su puesta en marcha hace cinco años, se elaboró un «Libro de Ruta», con propuestas de acción, algunas de las cuales se están materializando desde hace dos años. De Santiago-Juárez recordó que, por ejemplo, en el área de turismo se está definiendo una red de experiencias de calidad. En materia de ordenación del territorio, el Proyecto MIT trabaja en la constitución de un programa de ciudades a lo largo del eje.

El consejero de la Presidencia también resaltó el «avance significativo» que se ha producido en el ámbito de la cooperación de proximidad y que permitió mejorar el acceso a servicios esenciales como la Educación, la Sanidad, el Empleo, los Servicios Sociales y la Protección Civil a quienes residen y trabajan en la zona de la frontera. Al respecto, destacó los cursos de la lengua portuguesa para adultos en el medio rural de Salamanca.

De la misma manera, la Consejería de Presidencia prestó apoyo técnico y financiero a varias «microiniciativas» de cooperación transfronteriza con el fin de fomentar las relaciones entre ambos territorios de modo que se favorezca, el conocimiento de la «realidad social, lengua y cultura lusas entre la población castellano y leonesa». En todo ello, resultó «fundamental, explicó De Santiago-Juárez, la firma en mayo de 2009 de un Memorándum de Entendimiento entre la Junta y el Gobierno de Portugal, algo inédito en las relaciones entre las comunidades autónomas españolas que lindan con el país luso.

Protagonismo ciudadano

José Antonio de Santiago-Juárez además afirmó que sin la implicación de los ciudadanos, asociaciones y empresas es «muy difícil» conseguir los objetivos marcados. Por ello desde 2008, Zamora celebra el Foro Coopera, que se ha consolidado como un encuentro de debate sobre los temas que preocupan a quienes viven en La Raya, como el empleo y la movilidad laboral en la frontera.

El portavoz subrayó que la Junta está «determinado» en lograr que la cooperación transfronteriza se traduzca también en la realidad cotidiana de estos ciudadanos. Para ello, manifestó que las reuniones de las regiones de trabajo deben servir para «seguir encontrando» fórmulas de colaboración que permitan acercar los servicios sociales.