Entente para salvar la PAC por César Lumbreras

La Razón
La RazónLa Razón

Los ministros de Agricultura de España, Francia y Alemania quieren que la PAC que se aplique a partir de 2014 disponga de la dotación económica que ha propuesto la Comisión Europea y que, en términos reales, ya supone una merma en relación con la cifra presupuestada para 2013. Ésa es la conclusión a la que se llega después de analizar los resultados de las reuniones que mantuvieron Arias Cañete y su colega galo, por un lado, y de este último con la ministra alemana, por otro, durante la semana pasada.
Los titulares de esta cartera en los gobiernos de Madrid y París dejaron claro en una declaración que las cantidades incluidas en la propuesta de la Comisión, que se presentó hace ahora un año, suponen un «mínimo absoluto».
Mientras tanto, el titular francés y su colega alemana plasmaron en un documento su acuerdo de mantener el futuro presupuesto de la PAC en el nivel fijado para 2013 y manifestaron su oposición a las tesis de otros socios, que quieren reducir el dinero de esta política.
Parece lógica esta postura de estas tres capitales, Madrid, París y Berlín, ya que los países a los que representan son los mayores beneficiados por los fondos de la PAC. Parece lógico también que ésa sea la posición de los ministros de Agricultura.
Ahora bien, no sería la primera vez que estos dicen una cosa y sus colegas de Economía y Hacienda la contraria. ¿Sucederá eso en esta ocasión, cuando se negocie el Marco Financiero de la UE para el periodo 2014-20? Otra duda: ¿qué pasará si los jefes de Estado y de Gobierno acuerdan una reducción del presupuesto global de la UE? En ese caso, ¿se podría quedar la PAC al margen de los recortes? La solución llegará en los próximos meses.