Junta sindicatos y patronal aparcan en su reunión el recorte del gasto

El presidente de la CEA insiste en que «hay que ser más dinámicos» a la hora de afrontar la situación económica. 

El consejero de Economía, Innovación y Ciencia, Antonio Ávila (c), y el consejero de Empleo, Manuel Recio (2i), ayer con los agentes sociales
El consejero de Economía, Innovación y Ciencia, Antonio Ávila (c), y el consejero de Empleo, Manuel Recio (2i), ayer con los agentes sociales

El principal punto en el orden del día de ayer en la reunión que mantuvieron representantes de UGT-A, CC OO-A y CEA con los titulares de las consejerías de Empleo, Manuel Recio, y de Economía, Ciencia y Empresa, Antonio Ávila, era la evaluación del desarrollo del VII Acuerdo de Concertación Social. Y cumplieron el guión, porque Ávila, al ser preguntado en su comparecencia posterior al encuentro, dejó claro que «no se ha tratado ni el recorte ni la contención del gasto», según recoge Ep. Éste es, sin embargo, uno de los asuntos estrella de la actualidad política, después de que el Gobierno central anunciara el domingo un ajuste de 15.000 millones de euros en dos años para reducir el déficit público. El anuncio se conoció el mismo día en el que el titular destacado en Andalucía –tal y como informaba LA RAZÓN– era que el Gobierno andaluz baraja congelar las cuentas públicas en 2011 y 2012.A lo que se comprometieron la Junta, los sindicatos y la Confederación de Empresarios de Andalucía es a agilizar la ejecución de las 26 medidas anticrisis incluidas en el VII Acuerdo de Concertación Social y a poner en marcha este mes los 40 grupos de trabajo prefijados. El paso adelante se produce después de que CC OO amenazara incluso con movilizaciones si no se desarrollaba el contenido del acuerdo, una reclamación secundada por la patronal. No hay que perder de vista que el VII Acuerdo, que movilizará más de 19.000 millones de euros hasta 2013, se rubricó el 24 de noviembre pasado. Entre los asuntos que se intentarán agilizar destacan las ayudas a pymes y ciudadanos, mediante fondos sin personalidad jurídica, iniciados el pasado año ante la falta de liquidez en el sistema; las políticas activas de empleo, la ampliación del salario social, a través de itinerarios de inserción para las personas que cobran dicha prestación, o la puesta en marcha de la segunda fase del Proteja, que junto el Memta son los dos principales planes de empleo. Este último, por cierto, tampoco ha arrancado su segunda fase. Las observaciones del presidente de la patronal no fueron nuevas: «Hay que ser más dinámicos y afrontar la situación de la forma más inmediata posible, poniendo en marcha las medidas con eficacia y eficiencia, pues desde que algo se decide hasta que se ejecuta pasa un tiempo que frustra las expectativas creadas». Por CC OO-A acudió el secretario general Francisco Carbonero y por UGT-A el vicesecretario general de Relaciones Laborales y Política Institucional Dionisio Valverde.