Anders Rönquist: «Los suecos siempre vendrán a España se sienten protegidos»

En Suecia, un país pionero en la protección del medio ambiente, quien contamina paga. En Estocolmo, sólo quienes conducen un coche ecológico se libran de pagar un peaje para circular en el centro de la ciudad.

El embajador cree que la novela negra sueca es tan popular en España porque denuncia problemas como la violencia de género o el crimen organizado
El embajador cree que la novela negra sueca es tan popular en España porque denuncia problemas como la violencia de género o el crimen organizado

MADRID- Tras cinco años como embajador en Madrid, Anders Rönquist regresa a Estocolmo convencido de que «españoles y suecos no somos tan distintos».– ¿Los suecos se sienten más cerca de la UE tras su Presidencia?– Durante los últimos años el interés de los suecos por la UE ha aumentado bastante. Cada vez más la gente se da cuenta de que asuntos como el cambio climático o la crisis financiera son retos globales que no podemos solucionar a nivel nacional. Tenemos que cooperar más para que la UE sea un actor a nivel global.–¿Cómo está afectando la crisis financiera a Suecia?–No nos ha tocado tan fuertemente como a otros países europeos, aunque tenemos una economía que depende mucho de la exportación. Nos ha beneficiado que aprendimos las lecciones de la crisis que sufrimos a principios de los 90, especialmente la necesidad de tener las cuentas en orden. Las cifras económicas están en el marco del Pacto de Estabilidad. El desempleo es bastante alto, un 9%, pero vislumbramos un importante desarrollo del crecimiento económico.–¿El Estado de bienestar no se está viendo afectado?–Tenemos un sistema de bienestar social que en algunos aspectos ha sido demasiado generoso. No ha dado incentivos suficientes para que la gente acuda al mercado de trabajo, por ejemplo los inmigrantes. Ahora se estimula mucho la inclusión en la sociedad sueca y el mercado de trabajo con políticas activas de empleo. Tenemos un alto nivel de mujeres trabajando, lo que ha permitido su emancipación económica.–¿Cómo ha logrado Suecia ser el país más innovador de Europa?–Tenemos una larga tradición de innovadores (Ericksson, Nobel) que han creado nuestras grandes empresas. Las empresas privadas han invertido muchísimo en I+D+i y también existe una cooperación muy buena entre empresas y universidades.–¿Temen la subida de la extrema derecha en las elecciones del 19 de septiembre?–Hay preocupación, pero no sobre el riesgo de que entre en el Parlamento. A diferencia de otros países de nuestro entorno, no hemos tenidos ningún partido de ultraderecha xenófoba en el Parlamento. Las últimas encuestas indican que esta vez tampoco lo lograrán. Tienen un mensaje muy simplista sobre la inmigración. –Como reconocimiento a su preocupación por mejorar el medio ambiente, Estocolmo ha sido nombrada Capital Verde de Europa...–Han sido los ciudadanos quienes han demandado a sus dirigentes una política preocupada por el medio ambiente. A lo suecos nos gusta tener agua limpia y poco ruido. Por eso aceptamos pagar un peaje para entrar en el centro de Estocolmo del que están exentos los coches eléctricos. Tenemos un impuesto verde que estimula las buenas soluciones con el entorno y castiga las contaminantes.

 

–Estocolmo prevé eliminar el uso de energías fósiles en 2050... –No sólo en Etocolmo. Por varias razones. El cambio climático y porque vemos la importancia de no depender de la importación de energía. Hemos trabajado mucho en la eficiencia energética.

 

–¿Estas medidas son extrapolables a otras ciudades europeas? –Muchas sí. La cuestión del peaje es un tema sensible. Pero creo que la manero que hemos hecho de excluir el coche ecólogico da una solución para quienes quieren usar el coche en el centro.

 

¿Creen que la UE debe avanzar más en las políticas medioambientales? –Sí, sobre todo porque Europa sigue teniendo un papel importante a nivel globar para que sigamos siendo la vanguardia. Pero, como vimos en la Cumbre de Copenhague, no es suficiente que la UE sea ambiciosa. Tenemos que convencer al resto del mundo para seguir nuestro ejemplo. Las emisiones en la UE son sólo una pequeña parte de las emisiones locales.

 

–¿Cuáles son las prioridades de Suecia en política exterior? –No somos un país neutral, no pertenecemos a la OTAN, pero cooperamos muy estrehcamente. Somos muy activos en las misiones de paz de la UE. Pensamso que la UE debe hacer más para prevenir y resolver conflictos. Somos un país muy implicados en este trabajo.

 

–¿Cuántos ciudadanos suecos están registrados en España? –Hay muchos que sólo viven una parte del año en España. Contamos con unos 60.000-70.000 viviendo en España. Cada vez hay más suecos que compran un piso aquí y más de un millón viene de vacaciones cada año. –¿Por qué eligen España? – Progresivamente, España verá la competencia de otros países más baratos. Pero los suecos siempre vendrán a España porque muchos ya tienen un cariño especial por España y ven un país donde es fácil comunicarse con la gente, hay seguridad y la sanidad es muy buena. Uno se siente a gusto y protegido viniendo a España. –¿Qué momento atraviesan las relaciones comerciales? –Han ido muy bien hasta que comenzó la crisis. La reducción de consumo en España afecta a empresas que quieren vender productos aquí. También estamos impulsando las inversiones españolas en Suecia. España es un país muy desarrollado en energías renovables e infraestructuras. –¿Cuántosescritores de novela negra hay por kilómetro cuadrado en Suecia? –El éxito de Stieg Larsson ha hecho mucho. Pero lo interesante es que en la reciente Feria del Libro de Madrid ha aumentado el interés por la literatura sueca, no sólo por la novela negra. –¿Cómo explica el «boom» de los autores suecos que se vive en España? –Porque muchos de ellos tienen una gran calidad literaria. También por la crítica social, pues ponen en evidencia retos como la violencia de género o el crimen organizado. –¿Cómo valora sus cinco años como embajador en Madrid? –Ha sido un gusto trabajar aquí. La gente es muy simpática y abierta. La riqueza cultural es muy grande en toda España. En este tiempo creo que ha aumentado también el interés por Suecia. SUS FAVORITOS

 

UN LUGAR El embajador recomienda visitar la capital, Estocolmo, y la segunda ciudad más importante de Suecia, Gotemburgo, y su extenso archipiélago. Ciudades más tranquilas de lo que describen los autores de novela negra en sus libros.

UN REALIZADOR No oculta su afición al cine de Pedro Almodóvar. Destaca que entre sus compatriotas existe una «simpatía muy grande» hacia la cultura española. Federico García Lorca, por ejemplo, es un autor que suscita gran interés.

UN PLATO De la gastronomía sueca, el embajador recomienda el pescado. La tortilla, el jamón y la paella son sus platos preferidos de la cocina española.