La morosidad de la banca se acerca al máximo de 1994

MADRID- Las entidades financieras recibieron ayer una buena y una mala noticia. Por un lado, los depósitos aumentaron hasta casi los 9.000 millones en el primer trimestre; por otro, los créditos impagados continuaron su escalada ascendente.

La morosidad de la banca cerró marzo con un nuevo récord de impagados, al situarse la tasa en el 8,36% del crédito, el porcentaje más alto de los registrados en los últimos dieciocho años, según los datos del Banco de España. Después de superar en febrero la cota del 8%, algo que no se producía desde 1994, el porcentaje se incrementó en dos puntos porcentuales respecto a marzo de 2011, cuando el ratio de morosidad superó el 6,1%. Por lo que en el último año los impagos han aumentado en más de 55.800 millones de euros, hasta situarse en 147.968 millones de euros de créditos dudosos y han transpasado así la barrera psicológica de los 100.000 millones.

Según los expertos, la tendencia continuará hasta que la situación económica del país mejore –los principales impagos proceden de particulares y pyme – y es probable que se llegue al máximo histórico del 9,15% que alcanzó la morosidad en febrero de 1994.

Sin embargo, en aquella época, la cartera crediticia sólo sumaba 260.581 millones de euros, frente a los 1,69 billones en los que se situó en marzo.

Los créditos totales concedidos por bancos y cajas en marzo alcanzaron los 1,768 billones de euros, lo que supone un descenso del 3,05% respecto al año anterior. Y, en conjunto, las entidades destinaron 83.387 millones de euros a provisiones para afrontar la escalada de la morosidad, lo que supone un incremento del 17,8% interanual.

Pero la buena noticia venía desde el lado de los depósitos. Pese a las alarmas de los últimos días por la fuga del pasivo, los depósitos españoles en cuentas de ahorro y a plazo se elevaron un 0,77% en marzo. En concreto, en 8.962 millones de euros respecto a febrero. Y es que, durante el primer trimestre, las entidades ofrecían rentabilidades bancarias muy elevadas en los depósitos como alternativa a los problemas del mercado interbancario.

 Sin embargo, al comparar los datos de marzo con el mismo mes de 2011, los depósitos cayeron un 4,2%, hasta los 1,157 billones. Y, también cabe señalar que, pese a esta buena noticia, las cifras publicadas son previas a la aprobación de la segunda parte de la reforma financiera y a la nacionalización de Bankia, lo que más pudo asustar a los clientes. Estos datos se conocerán en dos meses.

 

«The Economist» alaba el sistema bancario español
«The Economist» considera que el mercado bancario de España es el más competitivo e innovador del mundo. En un artículo, la revista destaca a Banco Santander y BBVA por su fuerte expansión internacional pese a la crisis. Además, explica que la fuerte competitividad se debe al gran número de entidades que hay y la rivalidad entre ellas. También elogia la alta tecnología que utilizan las entidades españolas y que marca tendencias.