El Consell paga a públicos concertados y dependientes

El cobro alivia la situación de los colegios y las residencias

Valencia- La comunidad educativa valenciana pudo ayer respirar algo más tranquila. El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, confirmó ayer que había dado la orden de pago para abonar la deuda correspondiente al segundo cuatrimestre de 2011 de los centros públicos de Secundaria, Primaria y Régimen Especial, así como el tercer trimestre de las escuelas concertadas de ese mismo año.
En este sentido, también se abonó parte de la deuda contraída con los libreros por el bono-libro y con el transporte escolar.
En total, fueron 35 millones de euros desembolsados por el Consell para intentar sofocar un complicado panorama escolar en el que la mayor parte de los sectores educativos -colegios público, concertados, católicos, centros de Formación Profesional, Ampas y sindicatos- han protestado ante una deuda que ha provocado cortes de luz, suspensión de clases y escuelas al borde del desahucio.
Para la consellera de Educación, María José Catalá, con esta medida se responde «satisfactoriamente» al compromiso que la Conselleria había adoptado de proceder a estos centros en menos de diez días. Asimismo, aseguró que en una semana se adjudicarán 728 plazas docentes para cubrir las necesidad surgidas tras las vacantes y sustituciones.
Por otra parte, el conseller de Justicia y Bienestar Social, Jorge Cabré, anunció también que la Generalitat abonó ayer 20,9 millones de euros que adeudaba en prestaciones por dependencia. De esta cantidad, once millones corresponden a prestaciones vinculadas al servicio, que casi en su totalidad van íntegramente a la Asociación Empresarial de Residencias y Servicios a Personas Dependientes (Aerte), y el resto corresponde a prestaciones por cuidador no profesional.
De igual forma, se hará un segundo abono de 9 millones antes de finalizar enero para liquidar la deuda con las personas tuteladas ingresadas residencias.