CC OO y UGT dan la bienvenida al nuevo ministro con manifestaciones «masivas»

Los sindicatos CC OO y UGT han decidido dar la bienvenida al nuevo ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, anunciando la convocatoria de paros, huelgas y movilizaciones en las empresas para desbloquear la negociación colectiva, que culminarán con manifestaciones «masivas» los próximos 15 y 18 de diciembre, en un escenario de «conflicto abierto» hasta que el Gobierno revierta sus políticas económicas.

.
.

Los secretarios generales de UGT y CC OO, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, respectivamente, se expresaron ayer en estos términos durante la rueda de prensa en la que presentaron el documento «Recuperar derechos y defender el Estado social», donde plantean sus alternativas a la política económica y social del Ejecutivo.


Operación de imagen
Los líderes de las centrales sindicales mayoritarias coincidieron en señalar el reciente cambio de caras en el gabinete de Rodríguez Zapatero como una operación de imagen fruto del «desgaste» que busca dar la vuelta a la orientación de las encuestas de opinión, cada vez más desfavorables para el Partido Socialista.

Toxo, que vinculó el cambio en el Gobierno con la pasada huelga general, afirmó que la remodelación ha sido «sólo en las personas, no en las políticas económicas y sociales». Para Méndez, que advirtió que el conflicto laboral y social que generó la huelga del 29-S «continúa abierto», el nuevo papel de Alfredo Pérez Rucalcaba como hombre fuerte del Ejecutivo sólo se traduce en una mejor comunicación de las políticas, no en un cambio de éstas, que «siguen equivocadas».

Respecto al nombramiento de Gómez como nuevo titular de Trabajo e Inmigración y su claro perfil sindical –ha sido afiliado de UGT durante diecinueve años y se manifestó en contra de la reforma laboral–, Toxo apuntó que será su comportamiento al frente del Ministerio lo que determine un posible cambio en la actitud de los sindicatos hacia el Ejecutivo. «UGT no tiene ningún ministro. Son del Gobierno y tienen que cambiar su política», señaló Méndez.

El líder de CC OO afirmó estar dispuesto a retomar el diálogo social, siempre y cuando se den las condiciones. Toxo exigió desbloquear la negociación colectiva, acelerar la firma de convenios, así como revertir la reforma laboral, contra la que los sindicatos han anunciado que presentarán próximamente una iniciativa legislativa popular, y advirtió de que no están dispuestos a sólo hacerse la foto, sino que es precisa una «reorientación general» de la política del Gobierno.

Ambos coincidieron en pedir la retirada de la congelación de las pensiones, así como descartar la idea de elevar la edad de jubilación. Asimismo apostaron por la reforma fiscal y la lucha contra el fraude como el instrumento idóneo para luchar contra el déficit, en vez de recortar el gasto.