La inyección de fondos para el pago a las facturas pendientes da aire a la Sanidad

Valladolid- Una buena noticia. Así definía la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, el inicio de los pagos a 2.137 proveedores de la Junta de Castilla y León, a los que se deben facturas por un importe global de 1.052,7 millones de euros. Una operación que afrontarán, «en estos días», las once entidades de ahorro con las que la responsable de la contabilidad en Castilla y León selló acuerdos durante la pasada semana. Se trata del Santander, Bankia, Caixabank, BBVA, Banco Ceiss (Caja España-Duero), Banco Popular, Banesto, Banco Sabadell, Banco Cooperativo, CAM y Bankinter. Todas ellas fueron seleccionadas para esta operación por el Instituto de Crédito Oficial (ICO), tras el acuerdo resultante del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) del 6 de marzo pasado.

La cantidad que aportará cada firma de créditos oscila entre los 46,6 y los 142,9 millones de euros, que habrá que devolver, por parte de la administración autonómica, a un interés inferior al 6 por ciento, si bien, éste será revisable cada trimestre. Concretamente deberá reintegrarse al 5,912% inicialmente, en un plazo de diez años, aunque se incorpora un periodo de carencia de 24 meses.

La operación, según argumentó Pilar del Olmo, «beneficiará a muchos proveedores, pequeñas y medianas empresas y autónomos, fundamentalmente en el ámbito sanitario».
Algo que, remarcó, constituye un «paso trascendental» para garantizar la «sostenibilidad» de la Sanidad, dado que «sin esto sería prácticamente insostenible».

En este contexto, la consejera remarcó que el pago se afrontará de manera rápida por parte de los bancos el importe derivado de 287.482 facturas, con la salvedad de que haya alguna dificultad, aunque confió en que se acometa «lo mejor posible».

Ejecución presupuestaria
En otro orden de cosas, Pilar del Olmo consideró que Castilla y León llegará a finales de este mes, justo cuando habrá transcurrido la mitad del 2012, con un «ligero déficit» a partir de la aplicación de ajustes «razonables», toda vez que los últimos datos publicados por su departamento apuntaba a un «pequeño superávit».

No obstante, Del Olmo remarcó que se trata de «unas cifras razonables», compatibles con el cumplimiento del objetivo de déficit, fijado por el Estado en el 1,5 por ciento. Asimismo, la consejera manifestó que las cuentas autonómicas «están bien» y que los datos que habrá que remitir al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas no abandonarán la senda establecida.

Preguntada sobre una posible subida del IVA en determinados productos, entre ellos los de consumo diario -con tipo reducido-, Pilar del Olmo consideró que se trata de un futurible, dado que no se ha adoptado aún ninguna decisión, aunque remarcó que es clave «adaptarse a los tiempos, a una realidad dura», con un propósito: «dar un giro para lograr la confianza de los inversores» que analizan con lupa todo lo que acontece en nuestro país.

Al respecto, señaló que «el inmobilismo es bueno», menos aún cuando «el momento exige tomar medidas que está imponiendo la Unión Europea».

En este contexto, remitió a la celebración de la Cumbre Europea de Bruselas, «demasiado importante», dijo, y de la que confió en que salga «más Europa», a pesar de que ello implique la adopción de «más sacrificios».

Por último, agregó que «cuando se adopten medidas las valoraremos porque pueden afectar a las decisiones tributarias que tome la Comunidad».

 

Más facilidades para pagar tasas en seis municipios de León y Valladolid
Seis municipios, cuatro de León y dos de Valladolid, se suben al carro tecnológico para hacer más fácil el pago de impuestos a sus ciudadaanos. Se trata de Santa María del Páramo, Toral de los Vados, Valencia de Don Juan y Villafranca del Bierzo, en León, y Arroyo de la Encomienda y Boecillo, en Valladolid. Todos ellos dispondrán de la tecnología desarrollada por la Junta, su pasarela de pago, con la que ya cuentan un total de 27 entidades locales. Pilar del Olmo, que firmó el acuerdo de colaboración para ceder el sistema con los alcaldes de las seis localidades, recordó que otras comunidades autónomas solicitaron a Castilla y León la cesión del mecanismo, que la administración regional bautizó como la Oficina Virtual de Impuestos Autonómicos (OVIA). Se trata de Madrid, Asturias y La Rioja. La consejera recalcó que esta ventanilla sin papeles constituye un «ejemplo de colaboración y de cooperación» con el objetivo de «ser más eficientes», lo que repercutirá también en el bienestar del contribuyente. Sólo durante el pasado año, la OVIA recibió 728.124 consultas de todo tipo. Pero, el empeño de la Junta por afilizar trámites, no queda ahí. La web tramitacastillayleon.jcyl.es, permite gestionar alrededor de medio millar de procedimientos administrativos, 79 de ellos de forma completa.