Eurocopa

Evanescencias

Evanescencias
Evanescencias

Se ignora todo lo que no se sabe y lo que uno se obstina en desconocer, lo cual acrecienta el grado de ignorancia de los desahogados. Luis Aragonés ha opinado de la selección antes del partido entre España y Suiza. Las pruebas, en las páginas de LA RAZÓN. Analizó a «La Roja» y el Mundial en nuestro suplemento especial del 10 de junio y reflexionó sobre el partido del desengaño 24 horas antes de que se disputara. No aprovechó que el Pisuerga pasaba por Valladolid para escribir. Lo hizo antes. Quede constancia de ello para el gremio de los alcornoques. Luis no es una figura evanescente, está ahí; tampoco la selección lo es, aun- que haya producido esa sensación. Lo que se espera de este equipo, deslumbrante hasta Durban, es que reaparezca y entierre el gafe surafricano. Y que Xavi recupere la efervescencia y vuelva a ser como Gasol en los Lakers, el jugador definitivo, el faro. Porque un Bryant no hay en la alineación; en cambio, sí que sobra talento en la media general del grupo, más real que evanescente.