Al metro mejor de diez en diez

La desaparición de los billetes de cartón provocan que el usuario de MetroValencia consuma más abonos. 

040val09fot1
040val09fot1

Desde hace un año, cada mes 200.000 usuarios de metro han dejado de adquirir títulos de viaje sencillos para pasarse a comprar bonometros. Este es el balance que hace Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) un año después de incorporar estos viajes a la tarjeta Móbilis, el soporte sin contacto de MetroValencia.

En 2010, el 56,24 por ciento de los viajes realizados en Metrovalencia se produjeron a través del bonometro, título de transporte que es utilizado por el 65,1 por ciento de sus usuarios.

El siete por ciento fueron billetes sencillos, usados por el 3,9 por ciento de los clientes, y el tres por ciento de ida y vuelta, adquiridos por el 2,4 por ciento de los pasajeros.

Con la incorporación de los viajes sencillos a la tarjeta Móbilis en Metrovalencia finalizó el proceso de incorporación de estos soportes magnéticos.

Se inició el 1 de enero de 2009 y finalizó el 1 de mayo de 2010 con los citados billetes ordinarios, lo que supuso el fin del soporte magnético y que todas las validaciones se efectuaran desde entonces con el moderno sistema sin contacto de la tarjeta Móbilis.

Menos residuos

La eliminación de los billetes ocasionales magnéticos, ha conseguido un importante ahorro económico y ecológico, derivado de la supresión de la compra de más siete millones de billetes de cartón sencillos y de ida y vuelta que acababan en la papelera todos los días a lo largo del año.

No obstante, ha provocado numerosas quejas de los usuarios, que han tenido que pagar un costoso proceso de adaptación y aprender a no salir de casa sin su tarjeta Móbilis o a guardarla como oro en paño, ya que cada tarjeta cuesta un euro, a lo que hay que añadir el coste del billete.