Del Valle fue expulsado de un curso por comportamiento con las alumnas

El director y una de las profesoras del Colegio Diocesano, centro en el que cursaba estudios Mari Luz Cortés y donde Santiago del Valle se matriculó en octubre de 2007 en un Ciclo Formativo de Comercio, han confirmado hoy el comportamiento inapropiado de éste con las alumnas.

En la segunda sesión del juicio por el caso Mari Luz, en el que se juzga a los hermanos Santiago y Rosa del Valle por un presunto delito de asesinato, Rafael Repiso, director del Diocesano, ha declarado que el acusado estuvo en el centro menos de quince días, ya que su comportamiento motivó su expulsión.

El ciclo formativo en el que se matriculó tenía un alumnado mayoritariamente femenino, de entre 16 y 17 años, salvo un joven de esa misma edad y él con 42.

Según ha relatado el director, las alumnas le trasladaron que "lo que menos le importaba eran las clases", que sacaba reiteradamente conversaciones de tipo "sexual"; además, se quejaba de que "les ponía notas"e incluso "a algunas las molestaba bastante".

Por su parte, Rocío Camacho, profesora de Informática del ciclo, ha precisado que le llamó la atención de Santiago "las miradas que tenía, que eran fijas, constantes y profundas, y me incomodaban".

Ha resaltado además que un día al llegar a clase las niñas estaban "nerviosas"porque el acusado había dibujado en la pizarra el esquema de un burdel y les estaba explicando cómo llegar, las tarifas de estos centros y les sugería que "tuvieran relaciones con mayores de 40 años".

Al serle recriminado su comportamiento replicó que "no había hecho nada malo y que hablar de sexo era algo natural".

Ambos testigos han manifestado que este comportamiento motivó que la comisión escolar lo expulsara del centro y han apuntado que no se recibieron ningún tipo de denuncias por tocamientos, si bien a una de las alumnas "le llegó a insinuar que se sentara"en sus piernas.

El director del centro ha explicado que antes de la matriculación desde la Delegación de Educación se les indicó que Santiago del Valle tenía que ir a firmar a la Policía dos veces al menos por problemas con la Justicia aunque nunca se le precisó la causa de éstos.