Los coches de Street View recogieron e-mails y contraseñas

Los datos de redes WiFi privadas que recogieron los coches de 'Street View' de Google en Francia incluyen direcciones de correo electrónico y contraseñas, según las primeras investigaciones de la Comisión Nacional Francesa de Informática y Libertades (CNIL, en sus siglas en inglés).

CNIL inició una investigación el mes pasado sobre los datos del tráfico de redes WiFi sin cifrar recogidos por el gigante de Internet en su país y ha comenzado a analizar los datos que Google le entregó como parte de esa investigación. Hace aproximadamente un mes se desató la polémica en varios países europeos después de que Google admitiera haber recogido "inadvertidamente"fragmentos de datos sensibles de redes WiFi de todo el mundo, a través de los automóviles que utiliza para recopilar información para Google Maps y otros servicios. En el momento de conocerse la noticia se especuló con la posibilidad de que los datos recopilados de redes WiFi de 54 megas fueran algo más que los 'fragmentos' que la compañía reconocía haber recogido. Ahora la investigación de CNIL viene a confirmar esta sospecha, si bien, desde la institución apuntan que "aún es demasiado pronto para decir qué va a pasar como resultado de esta investigación"aunque aseguran que pueden "ya"confirmar que Google registró contraseñas de correos y extractos del contenido de estos e-mails. Francia ha sido el primer país en obtener los datos solicitados a Google en relación a este incidente, aunque otros organismos de protección de datos de diferentes países como España o Alemania también han exigido a Google la entrega de los datos que interceptó.