Encuentran una osa con dos crías de unos 6 meses cerca de Somiedo

Una osa con dos crías han sido avistadas en unos montes cercanos a localidad de Dolia, en el concejo asturiano de Belmonte de Miranda, situado en las inmediaciones del Parque Natural de Somiedo.

Un grupo de cazadores vieron el sábado pasado a los tres animales, que se habían instalado en el coto, y dieron aviso a la Fundación Oso Pardo, según ha confirmado hoy a Efe José Luis García, miembro de esta asociación.

Los plantígrados se han asentado en una zona fértil en la que no falta alimento para hacer crecer a los dos esbardos, como se denomina a los cachorros en Asturias, que tienen cerca de seis meses de vida.

No obstante, el mayor peligro que puede afectarles es la llegada de algún oso macho que, por su instinto infanticida, intente acabar con la vida de los dos oseznos con el fin de que la madre entre en celo.

José Luis García ha explicado que los primeros años de estos animales son peligrosos para ellos por posibles despeñamientos o ataques de los machos, aunque ha reseñado que desde el año 1989 sólo se han constatado nueve casos de infanticidio.

La patrulla Oso Somiedo de la Fundación Oso Pardo realiza un seguimiento de estos ejemplares que son visitados por los curiosos que se acercan a esta localidad situada a 830 metros de altitud para intentar llevarse un recuerdo fotográfico o avistar a los osos con sus prismáticos y telescopios.

García ha reseñado que si la gente se mantiene lejos y no hace mucho ruido no habrá problema para que los osos permanezcan en este lugar.

Las cifras que maneja la Fundación reflejan la presencia de en torno a 190 ejemplares de oso pardo en la cordillera Cantábrica, de los que 160 habitan en la zona comprendida ente Los Ancares (Lugo) y el Puerto de Pajares (Asturias).