Absuelven a Martínez Singul porque no fue identificado por la víctima

Absuelven a Martínez Singul porque no fue identificado por la víctima
Absuelven a Martínez Singul porque no fue identificado por la víctima

Alejandro Martínez Singul, conocido como el segundo violador del Eixample, fue absuelto ayer de un delito de agresión sexual y otro de falta de lesiones. Una joven le denunció el año pasado, asegurando que el imputado había intentado masturbarse delante suyo en un tren de Barcelona mientras ella estaba dormida.

 

El juez absolvió a Martínez Singul por dos motivos. La joven sufrió una crisis nerviosa durante el juicio y no reconoció como agresor al imputado durante la vista, aunque sí lo había hecho en comisaría gracias a unas fotografías. Este hecho desmontó por completo el planteamiento de la Fiscalía.

 

Denuncia tardía

 

La segunda razón es que la mujer no interpuso la denuncia hasta dos semanas después de la supuesta agresión, cuando vio unas imágenes en televisión de Martínez Singul. La sentencia dice que «en ningún caso la identificación fue rotunda, no queda acreditada la participación del acusado en el delito». La Fiscalía pedía una condena de once meses.

 

Este caso sería una absolución más si no fuera por el extenso historial delictivo de Martínez Singul. Mientras estaba a la espera de esta sentencia, fue denunciado por otras dos mujeres, que le acusaron de haberlas intentado agredir sexualmente en la zona del Eixample. Le identificaron en comisaría y debían ratificarlo ante el juez, pero éste se avanzó y decretó prisión incondicional sin fianza para el acusado. El magistrado recordó el «alto riesgo de reincidencia» del denunciado.

 

De esta manera, y pese a la absolución de ayer, Martínez Singul permanece en prisión, a la espera del nuevo juicio, aún sin fecha, pero cuyo caso será tramitado con urgencia, según confirmó el juez la pasada semana.

 

Martínez Singul fue condenado en 1992 por diez violaciones probadas. Al ser juzgado bajo el antiguo Código Penal, se benefició de la reducción de la condena y salió de la cárcel en 2007. Fue una excarcelación polémica, porque ningún psicólogo le consideró rehabilitado, y los hechos parecen haberles dado la razón. Pocos días después, el segundo violador del Eixample se exhibió ante una menor en Perpiñán (Francia), por lo que cumplió otros nueve meses de prisión.CLAVES:- Alejandro Martínez Singul fue denunciado el año pasado por una joven, que le acusó de haberse masturbado delante de ella en un tren.

 

- En el juicio, la joven sufrió una crisis nerviosa y no identificó al acusado, un hecho decisivo para la absolución.

 

- La sentencia dice que «la identificación no fue rotunda» y que «no queda acreditada la presencia del acusado en el tren».

 

- Pese a la absolución, Martínez Singul sigue en prisión sin fianza. Cuando estaba a la espera de esta sentencia, fue denunciado por dos mujeres por sendos intentos de agresión sexual.