El PSOE logra aprobar su propuesta sobre vivienda aunque sin especificar el límite de renta

PSOE, PP y CiU rechazan en el Congreso el cierre de la central nuclear de Garoña. Los dipuitados aprueban impulsar un nuevo acuerdo para garantizar las pensiones

El PSOE ha conseguido el apoyo suficiente para aprobar su propuesta de suprimir la deducción por la compra de vivienda y dejarla sólo a las rentas más bajas, aunque en la iniciativa no se especifica cuál será el umbral de renta en el que finalice este beneficio fiscal. Así, en la propuesta de resolución aprobada hoy los socialistas no se ha detallado si dicho umbral serán los 24.000 euros que cifró el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en el debate sobre el estado de la nación. El texto de la propuesta aboga por suprimir, en línea con lo anunciado por Zapatero, la deducción por adquisición de vivienda habitual prevista en la Ley del IRPF, aunque "con pleno respeto a los derechos adquiridos", es decir, quienes desgravan por su hipoteca seguirán haciéndolo tras este cambio normativo. La propuesta asegura que el Gobierno deberá buscar el "máximo consenso político"para esta reforma legislativa, y habrá también de se promueva el alquiler con incentivos fiscales al arrendamiento. También se insta al Ejecutivo a impulsar políticas de rehabilitación y de eficiencia energética en los edificios, y se le reclama que siga impulsando la producción de viviendas de "precio asequible". A la propuesta aprobada se han incluido cuatro enmiendas, dos de ellas de IU-ICV y las otras dos del Grupo Mixto (Nafarroa Bai y Coalición Canaria). Los diputados IU e ICV han conseguido que se incluya una ampliación de los criterios para no recurrir al embargo de una casa cuando la persona embargada conviva con otras por matrimonio, unión estable de pareja o parentesco en primer grado. Gaspar Llamazares y Joan Herrera también han logrado incluir otra enmienda para reclamar al Gobierno que dedique a políticas activas de vivienda los ingresos de más que obtenga el Estado por la supresión de la deducción. El PSOE no ha aceptado que la propuesta se votase con una enmienda de Esquerra Republicana de Catalunya en la que se pretendía elevar a 32.000 euros el umbral de renta a partir del cual se suprime la deducción, para incluir a un mayor número de ciudadanos de clase media, según defendían ERC. La propuesta aprobada se contrapone con la que presentó el PP y que ha sido rechazada por el pleno de la Cámara. Dicha propuesta pretendía no sólo mantener las deducciones, sino incluso ampliarlas desde los 9.015 euros anuales hasta los 10.000, aunque finalmente los populares aceptaron una enmienda de CiU para dejar las cosas como están. En cualquier caso, la iniciativa de los populares no contó con el respaldo del pleno.

Central nuclear de GaroñaLos grupos parlamentarios del PSOE, PP y CiU votaron hoy en el Pleno del Congreso en contra de la resolución de IU-ICV en la que se solicitaba al Gobierno que no prorrogara el permiso de funcionamiento de la central nuclear de Garoña, que finaliza el 5 de julio de 2009, para proceder a su cierre definitivo. La propuesta sólo fue apoyada por el PNV y el BNG, además de ERC-IU-ICV. En su escrito, IU e ICV señalaban que la energía nuclear es un "fracaso económico", social y medioambiental, y supone "un gran obstáculo para el despliegue a gran escala de las energías renovables. La central nuclear de Santa María de Garoña, situada en la provincia Burgos, fue construida en 1970 y es la central nuclear en activo más antigua de España. El Gobierno, previo informe del Consejo de Seguridad Nuclear, debe tomar antes del verano una decisión sobre si prorroga su vigencia o la cierra la instalación. El programa electoral del PSOE se comprometía al cierre de las centrales nucleares al final de su vida útil.

PensionesEl pleno del Congreso ha dado hoy el apoyo casi unánime -con tres abstenciones- a una propuesta de resolución para garantizar el sistema público de pensiones e impulsar en un año un nuevo acuerdo en el marco del Pacto de Toledo. La iniciativa incluye un segundo punto para reformar las pensiones de viudedad y orfandad, mejorando su cuantía y adecuándolas a la realidad social, de forma que se incluya a las parejas de hecho como beneficiarias. La mayoría de los grupos incluían entre sus propuestas una sobre la garantía del sistema de pensiones, y finalmente el PSOE ha propuesto una enmienda firmada por la mayoría de los grupos, para llegar al acuerdo de toda la Cámara. La propuesta de resolución, la primera de las derivadas del debate del estado de la nación que se ha votado esta tarde, ha contado con 343 votos de los 346 diputados presentes, mientras que los tres diputados de Esquerra Republicana de Catalunya se han abstenido para cumplir con su voto táctico de castigar al PSOE por no haber querido pactar con ellos otras iniciativas. El texto aprobado reclama que la Comisión no permanente de seguimiento de los acuerdos del Pacto de Toledo acelere sus trabajos y que, antes de que acabe el año, el Gobierno promueva un nuevo acuerdo que siga garantizando la sostenibilidad del sistema y la mejora de la calidad de vida de los pensionistas. Se pide que el nuevo acuerdo sobre el futuro de las pensiones afiance los principios de "contributividad"y proporcionalidad, así como los de solidaridad y equidad. El segundo punto subraya la necesidad de reformar "en profundidad"y de forma conjunta las pensiones de viudedad y de orfandad, abordando especialmente su fiscalidad y la mejora de su cuantía para adecuarla a "la nueva realidad social". Señala que dicha reforma debe incluir la "problemática específica de las parejas de hecho", así como la surgida sobre los supuestos de divorcio y separación judicial cuando el superviviente no es acreedor a una pensión compensatoria. Sin embargo, el PSOE ha votado en contra de otra propuesta del PNV, que ha salido con el beneplácito del resto de los grupos en la que se reclama al Gobierno que reforme la ley para lograr la "equiparación jurídica absoluta"entre las uniones matrimoniales y las parejas de hecho "debidamente acreditadas"para conseguir una más equitativa protección en la contingencia de viudedad.