MENÚ
domingo 21 octubre 2018
22:16
Actualizado
  • 1

Encuesta de NC Report para LA RAZÓN

El PSOE pierde 11 millones de votos con respecto al 14-M

Rajoy consigue el 41,1 por ciento de los sufragios frente al 41 de Zapatero
los socialistas logran entre 159 y 162 escaños, diez menos que en las generales, y el PP 158 o 159

Tiempo de lectura 4 min.

03 de noviembre de 2008. 00:23h

Comentada
3/11/2008

La crisis económica no le sienta nada bien al PSOE. Menos de nueve meses después de su triunfo electoral, el PP supera por primera vez a los socialistas en porcentaje de voto según una encuesta de NC Report para LA RAZÓN. La diferencia es sólo de una décima (41,1 del PP frente al 41% de su oponente), pero es sobre todo la tendencia de los últimos meses lo que debe preocupar al partido en el Gobierno. Hace apenas un mes, el último sondeo de intención de voto publicado por este periódico otorgaba todavía un ventaja de dos décimas de los socialistas sobre los populares. Paralela a esa mengua en porcentaje de apoyo, el PSOE sigue perdiendo votantes: 1.127.984 electores le han dado la espalda desde los comicios de marzo. En este terreno también se ve superado por el PP, que aunque se deja 90.466 votantes, superaría en número de votos a su oponente (10.187.544, 26.000 más que la formación de José Luis Rodríguez Zapatero). IU se recupera Ambos partidos son víctimas de la abstención, que según el sondeo alcanzaría el 28,31% (dos puntos más que en el 14-M). Casi la mitad de los nuevos abstencionistas son votantes socialistas. Pese a todo, el PSOE ganaría las elecciones al obtener más escaños (entre 159 y 162, hasta diez menos que en las generales de marzo) que el PP, que se tendría que conformar con 158 o 159 (sumando cuatro o cinco más). Al margen de los dos partidos mayoritarios, los grandes vencedores serían Izquierda Unida (IU) y Unión, Progreso y Democracia (UPyD), que duplicarían el número de escaños, pasando el primero de dos a cuatro o cinco (gracias a 209.265 votos más) y alcanzando la formación de Rosa Díez los dos diputados al pasar de 306.079 votos a 671.881. Por su parte, tanto CiU como PNV y ERC mantendrían sus resultados (ver gráfico), aunque mientras los dos primeros podrían sumar un escaño más, los republicanos podrían perderlo. La pugna entre PP y PSOE por convencer al electorado está delimitada por una línea fronteriza: los 44 años. Por debajo de esa edad, los votantes se decantan mayoritariamente por Zapatero. Sin embargo, los mayores de 44 apuestan preferentemente por Mariano Rajoy. Los tres «agujeros» del PSOE La radiografía de la encuesta debería encender las alarmas en la dirección del PSOE. Sus tres principales quebraderos de cabeza son el traspaso de 605.000 votantes al PP, la abstención de otros 335.000 fieles y el trasvase a UPyD de 224.000 respaldos. Casi nada. Por si fuera poco, los «votos prestados» de IU vuelven poco a poco a donde solían (una «sangría» que le priva hasta el momento de más de 257.000 sufragios). Todas esas fugas le harían perder entre siete y diez escaños, de los que entre cuatro y cinco engrosarían la representación de los populares. El PP tiene más motivos para sonreír. Aunque la situación es de empate técnico, los populares se despegan de los socialistas entre los votantes de más de 44 años y mejoran sus resultados en 07 puntos respecto al 14-M (pasando del 40,4% al 41,1%), situándose muy cerca de los 159 escaños. El avance del PP tiene, no obstante, dos obstáculos en el camino: la abstención (que supone la merma de 304.000 votos) y el trasvase de otros 125.000 al partido de Rosa Díez. El principal «caladero» del PP para reducir la distancia con el PSOE se encuentra, por tanto, entre los propios votantes socialistas, con quien se disputa los electores de centro. La lucha por ganarse la confianza de los 60.000 nuevos votantes se decanta en favor del PSOE por estrecho margen: el 33% preferiría apoyar a los socialistas y un 31,7 por ciento, al partido de Rajoy.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs