«El proteccionismo es un error la senda anterior a la crisis era correcta»

«El proteccionismo es un error, la senda anterior a la crisis era correcta»
«El proteccionismo es un error, la senda anterior a la crisis era correcta»

Medellín- La 50ª Asamblea del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) se ha convertido en una cumbre anticrisis en la que participan los 48 gobernadores de los bancos centrales de los países miembros (entre ellos EE UU, España, China y la totalidad de países iberoamericanos). De momento, los socios aprobarán en Medellín una ampliación de capital de 135.389 millones de euros para la que Washington (principal donante, con el 30% del presupuesto) ya ha dado su beneplácito por boca de su secretario del Tesoro, Tim Geithner. La reunión, que concluye hoy, previa a la cumbre del G-20, que arrancará el jueves en Londres, ha tenido como anfitrión a Colombia, cuarto mayor receptor de las ayudas del BID, y en concreto a su ministro de Hacienda, un firme defensor del vapuleado libre mercado. «El mundo debe seguir transitando por la misma senda anterior a la crisis. A lo mejor con un poco más de control del Estado, pero sin caer en el intervencionismo o en el proteccionismo. Eso sería un retroceso», afirma tajante en un encuentro con LA RAZÓN. La experiencia colombiana –con tasas de crecimiento superiores al 5% anual y unas previsiones para 2009 entre el 2,5 y el 3%– lo anima a ser optimista, no sólo respecto al final del túnel (que vaticina para 2010), sino sobre el futuro del continente. «Iberoamérica está mejor preparada que otras zonas. En particular, Colombia disfruta de una buena posición. Nuestra deuda externa es del 21% del PIB cuando en la anterior crisis (la de 1998-2000) era del 40%. A nivel externo disponemos de solidez. En los 90, la inversión extranjera no llegaba al 2%. Ahora hemos alcanzado el 4,8% del PIB», explica. Por si acaso, y pese a que dice confiar en Obama, remarca que el Gobierno de Uribe dispone de un plan de inversión pública y privada que podría generar 800.000 empleos. «Ahora, más que nunca, hay que apoyar a los parados».