Elecciones 2009: desbancar al nacionalismo vasco

La Razón
La RazónLa Razón

La triple cita electoral de 2009 será un importante examen para Zapatero: gallegas, vascas y europeas servirán para saber no sólo si la crisis le pasará factura, sino también para comprobar si las nuevas formas de oposición de Rajoy suman o restan electores. El PSOE tiene puesta la vista, sobre todo, en el País Vasco. El PSE está más fuerte que nunca y, por primera vez en lustros, el PNV podría perder el Gobierno de Vitoria, lo que daría a Patxi López la Lendakaritza, si el PP apoyase su investidura para gobernar en minoría. En Ferraz hay quien apuesta por un Gobierno con el PNV para no perder en el Congreso el apoyo de los nacionalistas vascos. Pero aquí habría fractura. Los socialistas vascos darán la batalla por un Gobierno en minoría, y si han de utilizar como argumento la autonomía del PSC para formar el tripartito catalán lo harán. A diferencia de Euskadi, donde el PP es casi un partido residual, en Galicia la cosa está más reñida. Las últimas encuestas son favorables para Núñez Feijóo, que podría recuperar la mayoría absoluta para el PP. En las europeas será, seguro, donde los electores pasen factura al Gobierno por la crisis.