El Gobierno no expedientará al director de la prisión que montó un espectáculo porno

 La secretaria general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, ha decidido no expedientar al director de la cárcel de Picassent (Valencia), Ramón Cánovas, por la actuación de una 'stripper' el pasado 2 de enero en la cárcel valenciana. Según informaron fuentes del departamento que dirige Gallizo, Cánovas pidió hoy disculpas a todas aquellas personas que se hayan podido sentir ofendidas por el espectáculo.
Cánovas, que asumió toda la responsabilidad, reconoció los hechos, aunque indicó que no estaba previsto la actuación de una 'stripper'. No obstante, pidió disculpas porque, según reconoció, "no es un espectáculo adecuado para un centro penitenciario". La mujer actuó ante varios reclusos de los módulos 8 y 10 de la Unidad de Cumplimiento, durante alrededor de 10 minutos.
El director de Picassent reiteró que a lo largo del espectáculo navideño no hubo que lamentar ningún incidente, y aseveró que el comportamiento de los presos, alrededor de 200 según él y unos 300 según la Administración de Instituciones Penitenciarias (Acaip) --que fue la que puso la denuncia-- fue normal. De hecho, indicó que tampoco hubo ningún gesto degradante hacia la mujer.
Cánovas ofreció estas explicaciones a la secretaria general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, quien se las requirió ayer y le recordó, tanto a él como al resto de directores de prisiones, que deben estar muy pendientes de la selección de obras que se programan en sus centros. Les indicó que este tipo de espectáculos "no son propios"para una cárcel.
Desde Instituciones valoraron la actitud adoptada por Cánovas y no le han abierto ningún tipo de expediente, puesto que éste ha sido un hecho "inusual", al tiempo que consideraron que hay que valorar el "buen trabajo"que está haciendo como director, indicaron las mismas fuentes.