Gran actuación de Hermoso

El navarro abrió la puerta grande; Cartagena cortó una oreja y Sergio Domínguez, ovacionado

Gran actuación de Hermoso
Gran actuación de Hermoso

- Madrid. Corrida de rejones. 11ª de la Feria de San Isidro. Se lidiaron toros de Los Espartales, mansotes en general. Destacaron 2º y 4º. Lleno de «No hay billetes».- Hermoso de Mendoza, rejón descabello (oreja); rejonazo (dos orejas).- Andy Cartagena, rejón (oreja); pinchazo, rejón (aplausos).- Sergio Domínguez, dos pinchazos, rejón (silencio); dos pinchazos, rejón, descabello (ovación).

Hermoso de Mendoza dio una excelente medida de su categoría. Aparte del dominio de los caballos, destacó la intensa preparación a la que los tiene sometido. Lo más difícil, la templanza que imprimió a sus acciones, además de la belleza y naturalidad. Es una delicia contemplar sus evoluciones, cargadas de torería y, también, de espectacularidad. Mendoza es, hoy por hoy, el rejoneador más completo y artista.El navarro destacó desde el comienzo por su gran dominio de las cabalgaduras. El ritmo que impuso a sus acciones superó la posible espectacularidad, superada por la impecable ejecución. Bonita y ortodoxa actuación: una autentica lección, en la que el toro no puso de su parte demasiado celo. Dio gusto verle evolucionar con una gran justeza y facilidad.Paró al segundo con extrema facilidad con un caballo muy joven. Las banderillas, perfectas de ejecución y suavidad. Las pasadas, suaves y con artista, tuvieron, una calidad excepcional. Hermoso ha completado una de las tardes más más importante de su carrera. La facilidad de este rejoneador es difícil de superar. La gente se ha percatado de la gran calidad técnica que tiene el rejoneador navarro, en su mejor momento.Andy Cartagena logró meter en el caballo al manso tercero, con maestría. Tras ello, se lució con las banderillas, muy ceñidas y vistosas. Las piruetas a la salida de las suertes calentaron al personal. Más aún, las tres banderillas cortas, muy ajustadas. Se pasó mucho en los ceñidos rejones y con emoción. El certero rejonazo final hizo de pidieran la oreja con fuerza. Actuación técnica y vistosa. Con el quinto se lució en los rejones iniciales. Falló con el primer par banderillas aunque se ciñó en los siguientes. Picado con la excelente actuación de Hermoso, se esforzó en pares cortos sin demasiado lucimiento. No obstante, dejó bien patente su categoría.Sergio Domínguez confirmó la alternativa con un toro mansote, al que intentó hacerle las cosas con ortodoxia, aunque la res no le facilitara su labor. Muy tranquilo, quizá en exceso, citó en la suerte de banderillas desde muy largo y el toro, poco activo, demoraba mucho las acciones. Las tres rosas, ceñidas, tuvieron vistosidad. Lástima que pinchara.El último saltó al callejón sin permitir que Domínguez pusiera el primer rejón con eficacia. Puso mucha emoción en lo que hacía hasta llegar a interesar al público. Las piruetas que remataron las banderillas interesaron al personal. Muy bien con las cortas. Pinchó y perdió un posible trofeo