Interior deja en manos de una empresa la búsqueda de Marta

Rubalcaba se reunió ayer con los padres de la joven, a los que prometió «todos los medios necesarios» en la investigación.

El padre de Marta, Antonio del Castillo, y el tío y portavoz de la familia, Javier Casanueva
El padre de Marta, Antonio del Castillo, y el tío y portavoz de la familia, Javier Casanueva

Sevilla- Las 8:00 horas de hoy son el punto de partida de la búsqueda del cuerpo de Marta del Castillo en el vertedero de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), según concretó el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. Entre las reuniones de organización y la búsqueda de fondos, los trabajos se han retrasado tres días desde que el juez de Instrucción número 4 de Sevilla, Francisco de Asís Molina, marcase la planta de residuos como único punto de la búsqueda, a consecuencia de la tercera versión de los hechos ofrecida por Miguel Carcaño, en la que aseguró que el menor y él mismo tiraron el cadáver a un contenedor de basura tras violar, maniatar y asesinar a la joven de 17 años. A media mañana, el magistrado completó ayer el trámite de dictar el auto para autorizar las labores. Oficialmente, «la Policía tendrá todos los medios necesarios para encontrar el cadáver» de Marta. Palabras del ministro al padre de la joven desaparecida, con el que se reunió ayer en Sevilla. La versión oficial corrobora los hechos: la búsqueda ha tardado 72 horas en arrancar a pesar de contar con una orden judicial desde el martes. Para las tareas de rastreo, coordinadas por la Policía Judicial, se ha efectuado la contratación de una empresa especializada, ya que en el vertedero Monte-Marta hay gases tóxicos y peligro de explosiones.«Si para esta búsqueda hacen falta unos medios tecnológicamente diferentes, pasaremos a contratarlos», especificó el subdelegado del Gobierno en Andalucía, Faustino Valdés, antes de que Rubalcaba marcara el inicio de los trabajos. Se da la circunstancia de que para el rastreo en el río los medios utilizados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado eran propios. En el caso del vertedero, la contratación de una empresa especializada externa supone la necesidad de aprobar una partida presupuestaria específica para asumir el coste de la paralización de la planta de residuos o, como mínimo, compensar a la empresa que explota el vertedero por concesión administrativa de la Junta de Andalucía, llamada Aborgase.La Delegación del Gobierno comenzó, tras el aviso judicial, contactos con diferentes administraciones, como el Ayuntamiento de Sevilla, para pedir un esfuerzo económico. El delegado del Gobierno, Juan José López Garzón, especificó el martes que la Abogacía del Estado calcula el coste de la búsqueda para incluirlo en la causa contra los imputados.Rubalcaba manifestó que «todo el esfuerzo es poco» y aseguró que «de momento hay un contrato con una empresa que garantiza el trabajo y tiene experiencia». La Delegación del Gobierno no concretó la empresa contratada. «Hasta que no se encuentre el cadáver la familia no podrá descansar definitivamente, y ni eso les va a dar descanso», explicó Pérez Rubalcaba.La planta de Monte-Marta recibe 1.300 toneladas de basura cada día, el 70% procedente de Sevilla capital. Desde la noche del crimen, al vertedero han llegado casi 70.000 toneladas. El delegado del Gobierno, Juan José López Garzón, no obstante, acotó el rastreo a entre 40.000 y 45.000 toneladas. El radio de búsqueda tiene una superficie de 100 metros cuadrados, destacando la profundidad. Para el rastreo, por tanto, hay que desenterrar los residuos acumulados. El juez se muestra «optimista» ya que –dificultad aparte– piensa que, de estar realmente el cuerpo en el vertedero, aparecerá.

Antonio del Castillo reclama «buscar donde sea»El padre de Marta, Antonio del Castillo, mostró su deseo de que «se siga buscando» a su hija, «en el vertedero o donde sea». Sobre los detalles que han trascendido de la tercera versión del suceso ofrecida por Miguel Carcaño –en la que asegura que el menor y él violaron a la joven y la estrangularon tras amenazarla con una navaja y torturarla–, manifestó que «lo que han dicho es muy duro para la familia», al tiempo que consideró que el hecho de declarar Carcaño que estaba bajo los efectos de las drogas supone «una eximiente», al igual que la inculpación del menor. «Habrá cosas que sean verdad y cosas que sean mentira porque en cualquier momento pueden volver a cambiar las declaraciones». «Lo que está saliendo te quita el sueño», lamentó el padre de la desaparecida. «Esto es cada día más duro», aseguró. Del Castillo sigue pensando que los implicados tratan de «despistar», por lo que solicita que se busque en todos los puntos posibles. «Hay que buscar en el vertedero porque (Miguel) ha dicho que está en el vertedero. Pero si dice que está en Cantillana, hay que buscar allí», dijo. Antonio del Castillo corroboró que el ministro se ha comprometido a seguir hasta que se encuentre el cuerpo.