La creatividad devora la crisis

Cava sólido, tarros de plancton marino... El Salón de Gourmets crece en esta nueva edición, que despliega un cinco por ciento más de expositores.

Ángel León, mientras prepara uno de los platos de pescado que sirvió a un grupo de niños en el From
Ángel León, mientras prepara uno de los platos de pescado que sirvió a un grupo de niños en el From

Cuarenta mil productos a degustar y mil más nuevos que descubrir en mil trescientos expositores, un cinco por ciento más que en la pasada edición. Esto significa, según afirmó el presidente del Salón de Gourmets, Francisco López Canís, que «ésta es la única feria europea que ha crecido». Sobre todo, porque se han dado a conocer novedades para el paladar como el cava sólido de Agustí Torelló y los hermanos Roca, la marca Capa Negra de Jabugo, que presenta Martín Berasategui, y el algae mare, el condimento elaborado con plancton obra del cocinero de Aponiente, Ángel León, que, por fin, vemos envasado y listo para ocupar las estanterías de las mejores tiendas de delicatessen. La clase de Nacho ManzanoEl bote de cinco raciones cuesta 11 euros y, dice, es perfecto «para acompañar arroz, pasta, patés y croquetas, entre otras recetas». Esto es sólo una idea, porque «como no existe memoria gustativa del plancton, a cada uno le sabe distinto: a una verdura marina, a percebes, a la cabeza de los langostinos...», añade antes de lidiar con un grupo de niños en el From, a quienes preparó hamburguesas de cola de gamba con ketchup marino, empanadillas de caballa y tacos con guacamole y gambas por eso de demostrar que hay maneras creativas de preparar el pescado para que les guste. Luis Pacheco, de Gold Gourmet, les enseñó una gran variedad de frutas tropicales, como la pitahaya, el baby kiwi y verduras como el bimi, una mezcla de coliflor, col china y espárragos. A pocos metros, Nacho Manzano ofrece una genial clase de lo que se cuece en Casa Marcial (Arriondas) mientras se pringa las manos para elaborar un par de aperitivos de su tierra: yema de huevo rebozada en algas, pepino y apio, y piel de sardina con alga ahumada. Recetas que poco tienen que ver con las que ensayan los participantes que aspiran en convertirse hoy, justo después de que Juan Ramón Lucas reciba el premio Picota del Valle del Jerte, en el mejor cocinero de España. Él será quien viaje a Lyon en 2011 para concursar en el Bocuse d'Or. Pero antes deberá sorprender a un jurado compuesto por Ramón Dios, Arzak y Oyarbide, entre otros chefs: «Valoramos el sabor y la presentación del plato un cuarenta y un veinte por ciento respectivamente, así como las cocciones y que las guarniciones combinen bien con la receta», apunta Ramón Dios, el presidente de Jóvenes Restauradores de Europa en España.