La historia con los Lakers

Madrid- En la NBA la historia se respeta y Los Angeles Lakers tienen tres oportunidades para certificarlo. La primera de ellas será esta madrugada en el Amway Arena de Orlando. Una victoria más en la final daría el decimoquinto título de su palmarés a los californianos. Sería el primero para Pau Gasol, pionero una vez más para el baloncesto español; el cuarto para Kobe Bryant y el décimo para Phil Jackson, el señor de los anillos que maneja los designios de los Lakers. Ningún equipo ha dilapidado una ventaja como la que tienen ahora los de L. A. Hay 29 precedentes que sonríen a Pau y los suyos. Gasol es muy consciente de que está muy cerca de hacer historia: «Hay mucha emoción y sentimientos en juego», admite. «Incluso cierta ansiedad, pero procuro mantener la concentración y salir a tope. No tengo nervios, sólo ganas de alcanzar el sueño de una vez por todas. Estar en esta situación me hace sentir especial», confesó el «16» de los Lakers tras el entrenamiento en vísperas del cuarto partido. «Ellos están contra la pared», comenta. «No querrán que nos proclamemos campeones en su pista; el año pasado yo no quería ver a Boston corriendo por la pista con champán delante de mi público, y creo que algo parecido pasará aquí», asegura el pívot español. En Orlando no quieren rendirse, pero tienen motivos para ello. El más evidente son los tiros libres. En el cuarto partido fallaron quince y su estrella, Dwight Howard, malgastó ocho. Es una maldición histórica. En la final de 1995, Nick Anderson, uno de los presentadores de los jugadores antes de los partidos en Orlando, erró cuatro tiros libres decisivos. Shaquille O'Neal acrecentó la maldición y en su etapa como «magic» apenas anotaba la mitad de los lanzamientos libres que intentaba. Quizá sea ese uno de los motivos por los que los Magic han invitado a Carlos Cabezas a participar en una Liga de verano. El base, que ha terminado su contrato con el Unicaja y podría estar en la órbita del Real Madrid, anota el 80 por ciento de los tiros libres que lanza.