Fórmula 1

Las ayudas a Schumacher

Michael Schumacher, después de visitar ayer a Felipe Massa en Budapest
Michael Schumacher, después de visitar ayer a Felipe Massa en Budapest

MADRID- Michael Schumacher se encontrará en Valencia con un aliado. El reglamento que la FIA ha aplicado esta temporada juega a favor del alemán, ya que ha significado una vuelta atrás. Menos aerodinámica, neumáticos lisos y ninguna ayuda electrónica a la conducción. Como en los viejos tiempos. «Schumi» vivió la época del esplendor electrónico, pero también pilotó cuando no existían ese tipo de adelantos.El test que realizó el pasado vier- nes en el trazado italiano de Mugello, propiedad de Ferrari, para aclimatarse de nuevo a un monoplaza no tuvo nada que ver con lo que se encontrará en su retorno al Mundial. Lo hizo con un coche de 2007, pero su aclimatación al mo- noplaza de esta temporada no preocupa en Ferrari. Schumacher tiene un sexto sentido para los reglajes y en eso lleva mucha ventaja a pilotos como Hamilton, Raikkonen y Button. Con Alonso y Vettel podría existir más igualdad, sobre todo con su compatriota, que es un obseso de la telemetría.A Michael no se le ha olvidado conducir, pero en su regreso puede encontrarse con algunos obstáculos. Valencia es un circuito urbano complicado, que la mayoría de pilotos ya conocen, excepto él. Los adelantamientos son complicados y por eso tendrá que realizar una gran vuelta rápida en la última sesión de clasificación para obtener un buen puesto en la parrilla de salida. Para eso se necesita una gran forma física. No parece que existan dudas sobre este aspecto, pero sí hay interrogantes sobre hasta dónde está dispuesto a arriesgar.La única gran novedad que se encontrará en Valencia será el Kers, un sistema que nunca ha probado antes y con el que deberá entrenar mucho durante las tres horas de entrenamientos libres que dispondrá en la jornada del viernes.