Fórmula 1

Renault «desespera» a Alonso

Renault «desespera» a Alonso
Renault «desespera» a Alonso

Después de un caótico inicio de temporada, la Fórmula 1 recupera el pulso. Los grandes vuelven a estar arriba y los advenedizos empiezan a quedarse sin crédito y pierden fuelle a medida que pasan las carreras. Renault, McLaren, Ferrari y Red Bull Racing fueron los verdaderos protagonistas y, por fin, la mayoría de ellos han encontrado la senda del podio. Ayer, en el circuito de Hungaroring, hubo un ganador claro, Lewis Hamilton, que hizo todo un carrerón mientras que en lado contrario, Renault ofrecía una de sus caras más oscuras. Alonso arrancó en «pole position» y en la salida defendió con maestría su primera plaza. Pero los problemas empezaron muy pronto. La bomba de gasolina dio síntomas de cansancio.Eso provocó que el asturiano tuviera que entrar en boxes antes de lo previsto porque en esas condiciones, la bomba no sería capaz de «chupar» los últimos kilos de combustible que quedaban en el depósito. Pero el carrusel de despropósitos no terminó ahí. Uno de los mecánicos no colocó bien la sujección de la rueda delantera derecha y Alonso salió a pista con el neumático «bailando». Su pobre estrategia se fue al traste, pero el asturiano intentó regresar a boxes. En el camino de vuelta la rueda salió volando y eso le retrasó más todavía. Volvió a cambiar los neumáticos, pero el de Renault comprobó que había más daños y decidió retirarse. Mientras tanto, Hamilton había cogido la delantera después de una salida no exenta de riesgo. El británico apuró mucho, pisó el «kers» a fondo, y después de una gran pasada de frenada se colocó en segundo lugar para más tarde heredar la primera plaza que se dejó Alonso en el camino. Desde ese momento, el de McLaren se mostró intratable. Ni siquiera Kimi Raikkonen con el Ferrari pudo hacerle frente. En la lucha por el título, Vettel sufrió un problema de motor y debió abadonar mientras que Mark Webber hizo una conservadora carrera y cruzó la meta en tercer lugar. Poco a poco el australiano se está convirtiendo en el principal rival de Button, que mendigó dos puntos al acabar en séptima plaza y confirmar que el duende de los Brawn GP se ha apagado. El desarrollo del coche parece congelado, y entre las causas más probables se encuentra la cuestión económica, que les impide avanzar en el monoplaza. Viajan prácticamente con lo puesto y definitivamente se les han acabado las pócimas mágicas. Button parecía tenerlas todas consigo, pero a día de hoy, el título no está asegurado y hasta final de temporada puede ocurrir de todo. Mientras tanto, en la parte trasera del pelotón Jaime Alguersuari protagonizaba un excelente debut. No cometió errores y al final de la jornada, objetivamente, terminó delante de Alonso, Vettel e incluso de su compañero Sebastian Buemi. En principio esto no tiene importancia pero sí lo es que al final sólo rodó cuatro décimas más lento que su compañero de equipo y que todavía le queda mucho margen de mejora. La próxima cita será en Valencia, donde Jaime ya rodó el pasado año. Schumacher por MassaPor otro lado, el estado de salud de Felipe Massa evoluciona favorablemente. Los médicos ya han descartado lesiones cerebrales pero su recuperación se alargará al menos durante dos meses. Poco a poco se han ido desvelando más detalles del accidente. Massa llegó a hablar por radio instantes después del choque y en las pruebas que se le han realizado ha respondido perfectamente. Ahora se ha abierto el debate por ver quién sustituye al brasileño en las carreras que quedan. La opción lógica sería la de Marc Gené, que es el piloto probador y viaja a todas las carreras por si los viernes ocurre algún imprevisto. Pero ayer, el rumor que corría por el paddock de Hungaroring es que Michael Schumacher podría regresar a pista con Ferrari. De momento, en el seno de la escudería no han confirmado nada. El domingo por la tarde existían serias posibilidades de que el Gran Premio de Europa, que se celebra en Valencia dentro de tres semanas, contara con la presencia de tres pilotos españoles, Alonso, Alguersuari y Gené sustituyendo a Massa, pero ahora la FIA parece que puede estropear la fiesta soñada por los aficionados españoles.

Alonso, fuera de ValenciaEl fallo que cometió el mecánico que no sujetó bien la rueda del coche de Fernando Alonso puede costar caro al equipo francés. Primero fue el abandono de la carrera y luego una dura sanción de la FIA por incumplir la normativa de seguridad, que impedirá a Renault correr en el próximo Gran Premio, que se disputa precisamente en Valencia. La Federación castigó a la escudería por su negligencia y por permitir que el piloto regresara a pista a sabiendas que la sujección no era la adecuada. Investigaron las comunicaciones por radio y comprobaron que nadie hizo nada. Ni siquiera le instaron a parar en una zona segura. La rueda salió volando, la seguridad se vio comprometida y la FIA sancionó a Renault. El equipo, previo depósito de 6.000 euros, apeló la sanción. Ahora cabe preguntarse, por qué la FIA no sancionó a Brawn GP por provocar el accidente de Massa al soltarse una pieza.