Renuncia el ministro colombiano de Defensa para aspirar a la Presidencia en 2010

Renuncia el ministro colombiano de Defensa para aspirar a la Presidencia en 2010
Renuncia el ministro colombiano de Defensa para aspirar a la Presidencia en 2010

El ministro colombiano de Defensa, Juan Manuel Santos, renunció hoy al cargo para presentarse como candidato a la jefatura del Estado en los comicios presidenciales de 2010, siempre y cuando el presidente Alvaro Uribe no acuda a la reelección. Santos, de 57 años y titular de Defensa desde julio de 2006, buscará la candidatura del Partido Social de Unidad Nacional, más conocido como Partido de la U y creado por él en 2005 para reunir a los seguidores del presidente Álvaro Uribe. El ministro informó en un conferencia con la prensa de que hoy entrego a Uribe la carta de dimisión, que será efectiva a partir del próximo 23 de mayo. La retirada formal de Santos se producirá justamente un año antes de la primera vuelta de los comicios presidenciales de 2010, en concordancia con las normas legales, que establecen el lapso de doce meses para la no inhabilitación. "No salgo como candidato a la Presidencia. Si el Presidente (Uribe) decide lanzarse (a la segunda reelección), él cuenta con mi total apoyo, y es el compromiso que yo he hecho con él y con el país", explicó Santos, que en el pasado fue también ministro de Comercio y de Hacienda. Santos observó que, en el caso de una aspiración de Uribe, será el gobernante quien decida en que posición se sitúa él. "Si él (Uribe) decide no lanzarse a una nueva reelección, yo seré candidato (presidencial)", enfatizó el ministro saliente de Defensa, en cuya gestión de casi tres años se produjeron los más grandes golpes de la Fuerza Pública a la guerrilla de las FARC. El de mayor envergadura fue la muerte de "Raúl Reyes", segundo al mando y portavoz internacional de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). El jefe rebelde murió el 1 de marzo de 2008 en un bombardeo colombiano a su base en las selvas del norte ecuatoriano, acción por la que Quito rompió relaciones con Bogotá. Cuatro meses después, el ejército rescató en una operación encubierta a la antigua candidata presidencial Íngrid Betancourt, a tres estadounidenses y a once miembros de la Fuerza Pública que las FARC mantenían como rehenes en las selvas del Guaviare (este). "Hoy los colombianos están más seguros", sostuvo Santos, que renovó su reconocimiento a la política de seguridad democrática que Uribe implantó en agosto de 2002, cuando el gobernante llegó al poder por primera vez.