Resumen de reacciones al atentado

La condena del último atentado de ETA, que ayer asesinó a dos guardias civiles en Mallorca, sigue presente en todas las declaraciones efectuadas por los demócratas, que también han querido dejar claro que la banda terrorista está cada vez más débil y que no hay ninguna oportunidad para el diálogo. El Rey Juan Carlos, que está de visita oficial en Madeira junto a Doña Sofía, en las primeras palabras pronunciadas en público tras la muerte ayer en Mallorca los guardias civiles Carlos Saez de Tejada y Diego Salvá, ha expresado hoy su "más firme repulsa y condena"contra el terrorismo "más cobarde y deleznable". Con un semblante visiblemente serio ha comparecido en la rueda de prensa posterior al Consejo de ministros la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, quien ha sostenido que los etarras "tienen los días contados"y que "no tienen ni un último rincón del mundo al que acogerse". "No hay posibilidad de hablar de diálogo", ha zanjado De la Vega al ser preguntada por esta posibilidad. Estas son algunas de las principales reacciones producidas hoy, tras el asesinato ayer de los dos guardias civiles: Don Juan Carlos: "Un terrorismo que esta semana volvió a mostrar su rostro más cobarde y deleznable con los salvajes atentados de Burgos y Mallorca, en donde desgraciadamente dos guardias civiles han sido cruelmente asesinados". La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega: "Nos han causado un gran sufrimiento personal a todos los ciudadanos de bien, pero no han conseguido ni tan siquiera rozar nuestra firmeza, ni tan siquiera arañar nuestra determinación de acabar de una vez por todas con el terrorismo". El lehendakari vasco, Patxi López, ha advertido a ETA de que los vascos no van a permitir que "se alardee de la violencia en nombre de Euskadi"y de que utilizarán todos los mecanismos del Estado de Derecho para "perseguir y detener"a los terroristas. El presidente del PP del País Vasco, Antonio Basagoiti, ha declarado que "estos que han hecho esto no son vascos, no son nada, son mierda". La secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín: "La conmoción que vive hoy Mallorca y que vive toda España no impide ver también la determinación y la convicción"de que se detendrá a los que han cometido "este vil asesinato", que acabarán en la cárcel. El portavoz parlamentario del PSOE, José Antonio Alonso, está convencido de que los terroristas "cada vez están más débiles"y por ello serán derrotados, especialmente con la "fortaleza especial"que aporta la unidad de todos los demócratas. El presidente del PNV de Guipúzcoa, Joseba Egibar, cree que ETA ya "no tiene futuro"porque tampoco tiene sitio en el pueblo vasco, donde no caben ni la violencia ni los asesinatos. El presidente del Senado, Javier Rojo, ha dicho que "no hay que hablar absolutamente de nada"con los terroristas y ha pedido para los asesinos "cárcel, cárcel y cárcel". La Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra: la sociedad democrática "nunca se verá sometida a la dictadura del terror etarra". El Papa Benedicto XVI, por medio de la Nunciatura en España, ha transmitido un mensaje de condolencia. El obispo de San Sebastián, Juan María Uriarte: "Estos crímenes nos avergüenzan como vascos, nos indignan como ciudadanos y nos afligen hondamente como cristianos". Rubén Puelles, el hijo del inspector del Policía Nacional Eduardo Puelles asesinado en Arrigorriaga el 19 de junio, ha enviado un mensaje de ánimo y solidaridad a las familias de las dos últimas víctimas de ETA y ha lamentado que su muerte haya hecho revivir en su casa el día del atentado contra su padre. Amnistía Internacional (AI) ha vuelto a condenar "sin reservas"los "graves abusos"contra los derechos humanos cometidos por la banda terrorista ETA.