Sin respuesta del gobierno

La Razón
La RazónLa Razón

Giménez no es la única que ha tenido problemas para lanzar una compañía de ballet clásico en España. Tamara Rojo, primera bailarina del Royal Ballet de Londres y Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 2005, presentó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a principios de 2006 un proyecto para la creación del Real Ballet Clásico en colaboración con el Instituto Alicia Alonso de la Universidad Rey Juan Carlos, una iniciativa que todavía no se ha materializado. Otro de los grandes artistas que se ha formado en nuestro país, el solista del American Ballet Theatre Ángel Corella, está también ahora poniendo en marcha un ballet clásico tras «siete años de lucha para conseguir patrocinios», explica. Y parece que los ha conseguido, ya que ha anunciado que su compañía estrenará «La Bayadera» en el Teatro Real el próximo 4 de septiembre.