Transferir Cercanías a Cataluña puede acabar con 740 empleos en Valladolid

Los trabajadores de Renfe están convocados a la huelga, hoy y mañana, contra el modelo de transferencia de trenes de Cercanías a Cataluña. Y el acuerdo político entre el Ministerio de Fomento y el Gobierno catalán hace que peligren 740 puestos de trabajo en Valladolid, según el presidente del Comité de Empresa, Manuel Muñoz, quien advirtió que no cumplirán servicios mínimos «impuestos» por Renfe.
En este sentido, demandaron al Ministerio de Fomento un modelo único de gestión del transporte ferroviario que no fragmente la unidad de la compañía. Por ello, han programado protestas contra el acuerdo adoptado en julio por la mesa de estudio bilateral de transferencias, que prevé que en 2012 los recursos materiales y humanos sean gestionados por el Ejecutivo catalán, lo que significará la «fragmentación» de Renfe Operadora, informa Ical.
Según Manuel Muñoz, «se utilizan los servicios públicos para hacer negociaciones políticas», dijo, al tiempo que explicó que la transferencia de Cercanías afectará al Centro de Operaciones de Valladolid, donde trabajan unos 90 maquinistas de media distancia y mercancías de Renfe, 35 interventores y personal de administración. Además, tendrá consecuencias negativas para la carga de trabajo del taller de reparación, que emplea a 550 operarios.