La caída de Evo Morales enciende el fervor “chavista” en Venezuela

Cientos de seguidores de Maduro salen a las calles para denunciar el presunto golpe de Estado en Bolivia. Caracas acusa a Donald Trump de organizar y financiar la caída del líder indígena

El chavismo, y el presidente Nicolás Maduro en particular, han perdido un gran aliado: Evo Morales ha huido a México tras perder el favor de la calle y los militares. La caída del líder indígena ha encendido las alarmas en el régimen bolivariano pero también ha enfervorecido a sus seguidores. Cientos de ellos se manifestaron este martes en el centro de Caracas, y otras decenas de personas se agruparon frente a la Embajada de Bolivia en la capital venezolana para expresar su respaldo a Evo Morales.

"¡Evo, no estás solo, carajo!, ¡Arriba, abajo, fascismo para el carajo!", gritaban los seguidores del chavismo frente a la Embajada boliviana, ubicada en una zona acomodada del este de la ciudad y caracterizada por ser opositora. A través de pancartas, los manifestantes, apoyados por cientos de motoristas, también expresaron su rechazo al "golpe de Estado" contra Morales, tal y como lo ha denunciado el Gobierno de Nicolás Maduro.

Al culminar la movilización, se trasladaron hasta el centro de Caracas, donde se agrupaban miles de personas para participar en la marcha convocada por el Ejecutivo chavista y que tenía como punto final el palacio presidencial de Miraflores.

Como es costumbre, en la manifestación participaron los trabajadores de las empresas estatales, miembros de movimientos políticos, sociales, de la milicia y del gabinete de Maduro.

"Aquí estamos (...) apoyando, pues, a nuestro hermano Evo Morales, quien fue destituido por un golpe militar y por la oligarquía (...) nosotros le estamos dando un apoyo rotundamente", dijo a Efe el trabajador petrolero Víctor Armado.

Por su parte, Darío Mendoza, miembro de uno de los movimientos políticos del Gobierno, el Frente Francisco de Miranda, indicó a Efe que participaba en la manifestación para respaldar a Morales, tal y como él apoyó a Venezuela cuando falleció el expresidente Hugo Chávez (1999-2013). "Para nosotros es un jefe indio de Latinoamérica que hoy Venezuela está respaldando porque la lucha de Latinoamérica es la lucha nuestra y hay solidaridad con Evo (...) hoy cuenta con el respaldo bolivariano", apuntó.

Los manifestantes consultados por Efe también expresaron su rechazo a las declaraciones del presidente estadounidense, Donald Trump, quien dijo ayer que la salida del poder de Morales es una señal para Venezuela y Nicaragua. Mendoza aseguró que el "mecanismo" que, en su opinión, se aplicó en Bolivia en medio de la renuncia de Morales ya ha sido "derrotado" en Venezuela.

Maduro señala a Estados Unidos

La manifestación chavista ha tenido lugar horas después de que Nicolás Maduro asegurase que el presunto "golpe de Estado" contra Morales fue "financiado y dirigido" desde Estados Unidos. "El golpe de Estado contra Evo Morales en Bolivia lo dieron financiado y dirigido desde la Casa Blanca, como se han dado todos los golpes de Estado en América Latina y el Caribe en estos últimos 100 años o más", ha señalado Maduro en una reunión con gobernadores y alcaldes de las principales ciudades de Venezuela.

Asimismo, el mandatario venezolano ha considerado que la "emboscada" contra Morales se organizó desde "el imperialismo norteamericano y hoy sacan la cara a aplaudir y a decir que ahora vienen a por Venezuela y Nicaragua". "Trump dio la orden de derrocar al indio, de acabar con el indio", ha agregado Maduro, refiriéndose al presidente de Estados Unidos, Donald Trump. "¡Alerta pueblo! ¡Vamos al combate! ¿Quieren pelea? Vamos a dar la pelea por la paz, por la patria, por la soberanía y por la revolución", ha manifestado.

"¡Fuerza, Evo! Tu humildad te hace cada vez más grande, eres un extraordinario líder como pocos en este mundo. Estoy seguro que, más temprano que tarde, volverás hecho millones y con el respaldo de todo el pueblo boliviano que te admira y te ama. ¡Venceremos Hermano!", ha aseverado el dirigente del país caribeño en alusión a Túpac Katari, símbolo de la lucha indígena en Bolivia.

Las declaraciones de Maduro llegan después de que Trump "aplaudiera" este lunes la intervención del Ejército boliviano para forzar la dimisión de Morales, tras casi 14 años en el poder, y asegurara que Bolivia "muestra el camino" para la oposición en países como Venezuela o Nicaragua.

Para el mandatario estadounidense, "estos acontecimientos envían una contundente señal a los regímenes ilegítimos de Venezuela y Nicaragua de que la democracia y la voluntad del pueblo siempre prevalecerán". "Ahora estamos un paso más cerca de un Hemisferio Occidental completamente democrático, próspero y libre", aseveró.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores venezolano, Jorge Arreaza, ha llamado este lunes a la comunidad internacional a condenar el "golpe de Estado" contra Bolivia. "En Bolivia ocurrió un golpe de Estado, una conspiración con vertientes internas y externas. El hecho de que el presidente Evo tome decisiones para evitar derramamiento de sangre, no niega lo evidente: es un golpe inconstitucional que debe ser condenado por el mundo", ha insistido Arreaza a través de su cuenta en la red social Twitter.