Asia

Duterte apela a ofrendas y rituales primitivos para calmar al volcán Taal

El presidente de Filipinas sorprende con sus extravagantes soluciones a una erupción que ha obligado a evacuar a más 250.000 personas

Imagen del presidente filipino Rodrigo Duterte durante una conferencia en el palacio presidencial en Manila
Imagen del presidente filipino Rodrigo Duterte durante una conferencia en el palacio presidencial en Manila FOTO: Alfred Frias AP

El polémico presidente filipino, Rodrigo Duterte, se ha mostrado satisfecho con la respuesta que ha tenido la población y los diferentes cuerpos que se encuentran cooperando entre sí en la zona afectada por las erupciones del volcán Taal. Además, ha recalcado que, por el momento, no ha habido que lamentar ninguna víctima mortal. Sin embargo la anécdota del día llegó cuando hizo referencia a una solución un tanto inusual para estas situaciones tan complicadas.

“La gente no ha realizado las ofrendas suficientes al volcán. Deberían ir a allí a rezarle un poco y ofrecerles algo”, señalaba Dutarte. Esta declaración entra un poco en conflicto con la situación actual, ya que fue el mismo presidente quién retrasó su visita a la zona afectada como consecuencia de las desfavorables condiciones ambientales del lugar. Por lo tanto, solo queda tomárselo en un tono humorístico, ya que resultaría contradictorio invitar a tus ciudadanos a acudir a la zona, cuando desde el Gobierno se ha ordenado la evacuación inmediata de más de 40.000 personas. “Hagámoslo a la manera primitiva de nuestros ancestros”, concluía el presidente.

Por otro lado, el presidente ha ordenado la distribución de mascarillas para todo aquel que no pueda permitirse comprar una. Esta decisión se produce después de que el precio de éstas subiera ante el aumento de la demanda. Además ha pedido disculpas por no haber podido asistir antes a la zona afectada ya que las condiciones para volar no eran las adecuadas.

“Me encontraba en Davao [donde reside] preparándome para partir, cuando me informaron de que no podía ir debido a la ceniza que había en el aire”, explicaba Duterte. “Por la mañana temprano insistí en que debía asistir y acondicionaron la pista para que hubiera menos ceniza y pudiese asistir”, concluyó el presidente quién llegó a Manila el lunes por la mañana.

Por otro lado el jefe de Gobierno filipino ha pedido la construcción de nuevos centros de evacuación más resistentes tras señalar que hay informes que revelaban que hay casas que han sufrido daños graves como consecuencia de los terremotos causados por la actividad del volcán Taal. “Antes de irme, deberíamos poder construir centros de evacuación. Si hay suficiente dinero en la GAA [Ley de Asignaciones Generales] especialmente en las provincias que se encuentran frente al Océano Pacífico”, dijo Duterte, quien añadió que estos tendrían que ser capaces de resistir grandes terremotos.