Putin y Erdogan buscan una tregua en Idlib

El presidente ruso recibe a su homólogo turco en Moscú. Le asegura que Asad atacó por error a las tropas turcas en Idlib

Russian President Putin meets with Turkish President Erdogan in Moscow
Vladimir Putin y Tayyip Erdogan durante su encuetro de este jueves en MoscúPOOLReuters

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha recibido este jueves a su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, en busca de apaciguar la tensión que les enfrenta en la provincia siria de Idlib y que amenaza con convertirse en una guerra abierta y ha derivado en una nueva crisis de refugiados en la frontera griega. Especialmente tras la muerte de 33 soldados turcos en un bombardeo la pasada semana.

Nada más recibirle, Putin ha trasladado al mandatario turco que las fuerzas del régimen que preside Bachar al Asad no sabían que estaban atacando a tropas turcas en el ataque aéreo. En el encuentro el presidente ruso ha subrayado que “nadie” sabía que las tropas turcas estaban en la zona atacada porque su situación no había sido revelada.

"Nadie, incluidas las fuerzas sirias, conocía su situación", ha afirmado Putin, en declaraciones junto a Erdogan difundidas por las cadenas de televisión rusas. El mandatario ruso ha afirmado, además, que las fuerzas del régimen sirio sufrieron también "importantes pérdidas".

El presidente de Turquía ha dicho que su reunión con Putin ha sido de “gran importancia” porque hay “un importante problema en la región”. “Sé que los ojos de todo el mundo están en este lugar”, ha indicado. “Los pasos y las decisiones correctas que adoptaremos hoy aliviarán la región y a nuestros países”, ha explicado.

En un esfuerzo por calmar la ira del presidente Erdogan, que prometió venganza contra los culpables del ataque en Idlib, Putin ha trasladado sus condolencias al mandatario turco por la muerte de sus militares turcos y ha subrayado que “la pérdida de vidas es siempre es una tragedia”.

“Debemos abordar esta situación para que en primer lugar no se repitan estos incidentes y en segundo lugar esto no afecte a las relaciones entre Turquía y Rusia, que son importantes y valiosas para usted y para nosotros”, indicó Putin al recibir a su homólogo.

Tanto Erdogan como Putin tienen la intención de lograr un cese al fuego estable en Idlib, pero ambos se han enrocado en sus posiciones, y el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, ha admitido que las negociaciones entre ambos líderes serán difíciles.

Los dos reafirmaron en los últimos días su respeto a los acuerdos alcanzados en 2017 y 2018 en el balneario ruso de Sochi (mar Negro) mediante los que acordaron frenar la ofensiva del régimen sirio contra Idlib, establecer una zona de desescalada en la provincia y crear un área desmilitarizada de una profundidad de entre 15 y 20 kilómetros.

No obstante, a ojos de Moscú, Turquía no ha cumplido con los acuerdos, dado que no ha logrado separar la oposición moderada de los terroristas, en tanto que Ankara acusa a Rusia de “cerrar los ojos” ante los ataques del Ejército sirio.