El hombre que acaparó 17.700 botes de gel desinfectante para revenderlos más caros en Amazon

Matt Colvin está siendo investigado y ha donado dos tercios del acopio a una iglesia de Tennessee

An election kit containing hydroalcoholic gel solution stands on a table of a polling station in the city hall of the 17th arrondissement in Paris
Pack con gel desinfectanteBENOIT TESSIERReuters

En momentos de crisis como el que estamos viviendo por el coronavirus hay gente que se dedica a sacar partido por encima de cualquier consideración. Es la picaresca, una manera de actuar que en estos días pone en peligro la seguridad de muchos ciudadanos a expensas del beneficio propio. Es el caso de un tipo llamado Matt Colvin, un vendedor de productos online, residente en la ciudad estadounidense de Chattanooga, en Tennessee. Durante los últimos días se dedicó a comprar masivamente botellas de gel desinfectante y toallitas. Llegó a acaparar hasta 17.700 botes del mismo producto.

Obviamente no fue una compra compulsiva generada por un ataque de pánico ante una posible situación de catástrofe, como hemos visto en muchos casos de personas que se han lanzado a comprar papel higiénico en cantidades industriales. Matt Colvin quería hacer negocio anticipando aprovechándose del pánico de la gente y ante inminente la escasez de un producto que se ha acabado convirtiendo en un bien de primera necesidad, especialmente para los trabajadores sanitarios que están expuestos a posibles contagios de pacientes con coronavirus. No sólo acaparó miles de frascos sino que los vendía a un precio muy superior al del mercado.

La operación ha sido denunciada por usuarios de internet y el fiscal general de Tennessee ha intervenido abriendo una investigación. Colvin se ha visto en la obligación de donar el arsenal de botellas de gel para manos. Dos tercios del acopio han ido a una iglesia local que distribuirá el material entre aquellos que los necesiten, según ha informado The New York Times. El tercio restante se lo ha quedado la propia oficina del fiscal.

Matt y su hermnao Noah Colvin comenzaron a adquirir botellas de líquido desinfectante y packs sanitarios en pequeñas tiendas y grandes almacenes de Kentucky y Tennessee a partir del 1 de marzo, cuando se produjo la primera muerte por coronavirus en Estados Unidos. Colvin vendió inicialmente 300 botes de gel a través de Amazon a un precio inflado. La plataforma de venta online retiró de su página web estos y otros productos advirtiendo a los vendedores que serían suspendidos del sistema por subir los precios.

La indignación de cientos de usuarios estalló en las redes sociales, que se han cebado este fin de semana con el vendedor, que ha recibido insultos de todo tipo. Alguien fue más allá y decidió publicar la dirección postal de Matt Colvin. Un hombre se personó en su domilicio este sábado.

"He estado comprando y vendiendo cosas durante 10 años. Ha habido productos demandados siempre. Pero la cuestión es que siempre hay otro en el estante “, dijo Colvin al Times. “Cuando hicimos esta operación, no tenía idea de que estas tiendas no podrían reabastecerse”. “Nunca fue mi intención dejar sin suministros médicos necesarios fuera del alcance de las personas que los necesitaban. Eso no es lo que soy como persona”, se lamentó Colvin.

Solo en los EEUU, ha habido al menos 3.487 casos confirmados de coronavirus y 62 muertes. En todo el mundo, hay más de 166.000 infecciones confirmadas, y al menos 6.302 personas han muerto.