La crisis del coronavirus muestra a Biden como el mejor rival contra Trump

Primer cara a cara demócrata y en pleno brote de Covid-19. El ex vicepresidente moderado sale reforzado del debate. Promete que su número dos será una mujer

Joe Biden, Bernie Sanders
Bernie Sanders, detrás, y Joe Biden, delanteEvan VucciAP

El debate entre los principales candidatos demócratas para la nominación estuvo marcado por la pandemia y las nuevas restricciones debido al coronavirus.

Normalmente, los debates en política estadounidense suelen ser un auténtico espectáculo para los espectadores que asisten. Sin embargo, ayer se celebró a puerta cerrada. Según recoge Efe, tuvo lugar en los estudios de la cadena CNN en la ciudad de Washington, no hubo audiencia invitada, no se oyeron aplausos ni vítores y los candidatos estuvieron separados por casi dos metros de distancia.

“Codo con codo”

Además, el senador Bernie Sanders y el ex vicepresidente Joe Biden se saludaron con el ya conocido saludo del codo con codo, un modo de dar ejemplo y de tomarse con seriedad la propagación del Covid-19.

US Democratic Presidential Debate in Washington
Sanders y Biden se saludan "codo con codo"-/CNN via Zuma Wire /dpa -/CNN via Zuma Wire /dpa

En el plano político, la agencia AP recuerda que el tono moderado de Joe Biden no emociona a los votantes demócratas más apasionados. Pero ayer, en plena pandemia, el pragmatismo de Biden reafirmó porqué se ha convertido en el líder de la carrera hacia la nominación demócrata.

El vicepresidente durante los dos mandatos de Barack Obama y veterano senador, ha pasado las últimas décadas de su vida entre las bambalinas de Washington. Ayer se encaró a Sanders y sus políticas progresistas en el primer debate cara a cara del Partido Demócrata.

Era la primera oportunidad de Biden para demostrar que puede ser el rival del presidente Donald Trump. Dio respuestas muy definidas y más frescas que en los últimos debates frente a múltiples candidatos y estuvo más centrado en destacar sus diferencias con Sanders. Por su parte, el veterano senador por Vermont, aprovechó para intentar obstaculizar y ralentizar la clara nominación de Biden.

“Como una guerra”

Para Biden, “la pandemia de coronavirus es como una guerra. Y en la guerra, se hace todo lo que se necesite para proteger a tu gente”.

Asimismo, con la declaración del Estado de Emergencia y el país pendiente del brote de coronavirus más que en los torneos de béisbol, el debate dio una oportunidad a los estadounidenses de acercarse a los candidatos y considerar mejor quién quiere que sea la alternativa a Trump en noviembre.

Ambos ofrecieron visiones distintas de liderazgo a una nación tomada por la crisis, dando a los votantes demócratas de las primarias, y a un amplio electorado, la posibilidad de tomar una decisión más medida.

Biden elegirá a una mujer como vicepresidenta

Aunque obviamente el tema de la noche fue el coronavirus y Sanders insistió en la necesidad de que Estados Unidos tenga Joe Biden aprovechó para anunciar que escogerá a una mujer como su “número dos”.

Me comprometo a elegir a una mujer para que sea mi vicepresidenta. Hay varias mujeres cualificadas para ser presidentas mañana mismo. Elegiré a una mujer para que sea mi vicepresidenta”, prometió Biden, sin ofrecer más detalles.

Los moderadores preguntaron a Sanders si él nombraría a una mujer, ante lo que el senador evitó comprometerse y se limitó a decir: “Con toda probabilidad, lo haré”.

Según recuerda Efe, en la historia de EE UU solo dos mujeres han sido nominadas como vicepresidentas: en el Partido Demócrata, Geraldine Ferraro lo logró en 1984; y, por parte de los republicanos, Sarah Palin, lo hizo en 2008. En ningún caso, las aspirantes llegaron a la Casa Blanca.