Trump llama “cachorrilla enferma” y “estúpida” a Pelosi, presidenta del Congreso

La líder demócrata pretende poner en marcha más ayudas contra el coronavirus. Los republicanos prefieren esperar a ver si funcionan las aprobadas ya

House Speaker Pelosi holds coronavirus aid bill signing ceremony at the U.S. Capitol in Washington
La demócrata Nancy Pelosi en su intervención el pasado domingo tras la aprobación de más de dos billones de dólares en ayudas contra el Covid-19TOM BRENNERReuters

Ni siquiera la pandemia del coronavirus logra amortiguar el odio visceral que sienten mutuamente el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y la demócrata Nancy Pelosi, la presidenta de la Cámara de Representantes -gran instigadora del “impeachment” fallido-. Y todo parece indicar que, pese al acuerdo para aprobar un paquete de 2,2 billones de dólares para combatir la propagación, la nueva batalla no ha hecho más que empezar.

Si ayer ésta criticaba “su incapacidad para entregar a tiempo la ayuda que la gente necesita, que fue letal”-, este lunes el presidente aseguraba: “Es triste. Creo que es una cachorrilla enferma. Tiene muchos problemas”. El mandatario hacía estas declaraciones en una entrevista en la cadena de noticias Fox News. “Es una desgracia para su país, para su familia. ¡Qué declaraciones más horrorosas!”, añadía.

En particular, Trump ha indicado que Pelosi no ha tenido en cuenta la decisión que tomó de restringir desde enero los vuelos desde China y ha asegurado que si no hubiera hecho, habría habido tantas muertes “como nunca se habían visto”.

Además, Trump ha reprochado a Pelosi que haya perdido el tiempo en el fallido intento de ‘impeachment’ puesto en marcha contra él. “Todo lo que ha hecho ha sido concentrarse en el ‘impeachment’. No se ha centrado en nada que tenga que ver con la pandemia. Está perdida y parece estúpida”, ha señalado.

En un principio, Trump restó importancia a la epidemia e incluso pronosticó que a finales de febrero los casos estarían “cerca de cero”. Sin embargo, en las últimas semanas ha cambiado el discurso y ha recomendado limitar las salidas de casa y los viajes.

Esta política lenta y errática es la que le reprochan los demócratas. Y más allá de la animadversión personal entre Pelosi y Trump, la batalla continuará en la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata. A la presidenta de la Cámara le parecen insuficientes los 2,2 billones aprobados, y pretende poner en marcha nuevas medidas, pero sus rivales parece que no, al menos de momento.

Donald Trump firmó el viernes un paquete de ayuda de $ 2.2 billones, el más grande registrado, para abordar la recesión económica causada por la pandemia después de que la Cámara, liderada por los demócratas, y el Senado, liderado por los republicanos, dejaran de lado las diferencias partidistas para aprobarla casi por unanimidad.

Fue el tercer paquete legislativo aprobado por los legisladores para abordar la creciente crisis. Trump dejó el domingo abierta la posibilidad de que apoyaría un cuarto proyecto de ley de socorro, diciendo a los periodistas que estaba preparado para hacer “lo que sea necesario” para salvar vidas y recuperar la economía. Pero el líder de la minoría de la Cámara, Kevin McCarthy, fue más cauteloso. “No estoy seguro de que necesitemos un cuarto paquete”, dijo McCarthy al programa de Fox News “Sunday Morning Futures”, y señaló que quiere esperar a que los primeros tres paquetes entren en vigor.

Pelosi, sin embargo, interpreta estos tres proyectos de ley ya firmados como, simplemente, un “pago inicial”. “Tenemos que hacer más”, dijo Pelosi, y agregó que las ayudas no son suficiente porque “todos los días, la necesidad crece”. “Tenemos que aprobar otro proyecto de ley que cubra las necesidades de manera más sustancial”, dijo Pelosi. “Tenemos que hacer más en la concesión de ayuda médica familiar. Tenemos que poder hacer que las personas que se hacen la prueba también tengan cubierta su visita a un médico”, agregó Pelosi.

Estados Unidos es de largo el país con más casos de coronavirus confirmados, 144.672, y ha informado de 2.575 muertes y 4.865 recuperados de esta nueva enfermedad.