Así se contagian los presos de California para conseguir su liberación

Un grupo de reclusos comparte agua y mascarillas tras extenderse el rumor de que los infectados por coronavirus eran excarcelados. Las autoridades penitenciarias aclaran el malentendido y aseguran que pueden cuidarles en aislamiento

El sheriff Alex Villanueva ofreció una rueda de prensa para explicar los vídeos grabados por las cámaras de seguridad del penal donde se ve a 
los presos compartir botellas de agua y mascarillas
El sheriff Alex Villanueva ofreció una rueda de prensa para explicar los vídeos grabados por las cámaras de seguridad del penal donde se ve a los presos compartir botellas de agua y mascarillasAP

Un falso rumor está haciendo estragos en las cárceles de California, y de manera muy especial en el North County Correctional de Los Angeles. Allí, un grupo de presos se han contagiado de coronavirus a propósito pensando que si estaban enfermos serían liberados. Desgraciadamente, han conseguido lo primero, pero siguen en prisión.

Las cámaras de vigilancia del penal grabaron el momento, según ha explicado hace unas horas en una rueda de prensa virtual el sheriff Alex Villanueva, que explicó cómo compartieron un mismo vaso y bebieron agua caliente para aumentar su temperatura corporal y fingir que tenían fiebre. También compartieron una mascarilla.

“Algunos reos, en la cárcel que está al norte del condado, han tratado deliberadamente de infectarse del virus de COVID-19”, explicó Villanueva. "Se pasaron un vaso entre ellos, bebieron agua caliente, y después acudían a la enfermera para que les tomara la temperatura. Y obviamente, tomando agua caliente, la temperatura va a resultar elevada. Un síntoma del COVID-19, pero un síntoma falso”, añadió el responsable policial.

Un grupo de presos compartió vasos y mascarillas para contagiarse de coronavirus. Pensaban que así los pondrían en libertad
Un grupo de presos compartió vasos y mascarillas para contagiarse de coronavirus. Pensaban que así los pondrían en libertadNorth County Correctional

Las imágenes no dejan lugar a dudas, y se ve cómo en repetidas ocasiones los presos se acercan al dispensador de agua caliente para rellenar el vaso. Pero eso no fue todo. Como parte de su estrategia para contagiarse, también se pasaron una mascarilla; se la colocaron junto a la boca y aspiraron varias veces.

“Fueron al menos cinco o seis reos los que compartieron la misma mascarilla. Y la sospecha que tenemos, es que estaban intencionadamente tratando de infectarse de COVID-19. Y sus esfuerzos dieron resultados, porque 21 de ellos dieron positivo en un primer momento. En ese momento el penal no tenía ni un solo caso. Y de una semana a la otra, los contagios se han multiplicado. Y ahora tenemos muchos más casos en todas las cárceles del condado”, señaló Villanueva.

De los 66 internos que en ese momento se encontraban en la sala, se contagiaron 21. Y ahora, semanas después de que se grabaran esas imágenes, son muchos más, ya que los positivos “se dispararon de la noche a la mañana”, repitió el agente.

No serán liberados

No obstante, Villanueva insistió en que de todos modos, no será liberado ninguno de ellos. “Eso no va a indicar que vayamos a poner en libertad a más presos. Tenemos la capacidad de ofrecer cuidados médicos a todos los reos, no importa su estado, y si tienen COVID-19 tenemos la posibilidad de aislarlos, ponerlos en cuarentena y bajo cuidado médico. Así que van a permanecer encerrados. Y ese plan que tenían no va a concluir en su excarcelación”, añadió.

El error de los internos es la creencia extendida dentro de la población reclusa de California de que los diagnosticados con coronavirus son liberados, “y eso no va a suceder”, les aclaró el sheriff. El rumor se ha propagado después de que las autoridades del estado han liberado a unos 5.000 presos desde que estallara la crisis del coronavirus el pasado mes de febrero. Fue por motivos de seguridad sanitaria y se aplicó a los condenados por delitos menores o estaban a punto de cumplir sentencia.

Hasta ahora, en los penales del condado de los Ángeles 357 reclusos han dado positivo, y hay 4.950 en cuarentena, pero a pesar de las cifras, todos permanecerán en el correccional, insistió el sheriff Villanueva.