¿Puede Trump retirar las tropas de Alemania al estilo Zapatero?

El presidente norteamericano ha ordenado el repliegue de 9.500 soldados desplegados en el país europeo

US Air Base in Ramstein
Un avión militar norteamericano despega de la base aérea de Ramstein en AlemaniaRONALD WITTEKEFE

El presidente norteamericano, Donald Trump, ha dado esta semana luz verde al plan presentado por el Pentágono para satisfacer sus deseos de repliegue de parte del contingente norteamericano destacado en Alemania. El documento establece la retirada de 9.500 soldados pero no indica la fecha ni el lugar a dónde serán trasladas estas tropas, si finalmente se mueven.

El jefe del Pentágono, Marck Esper, admitió que la propuesta “satisface la orden del presidente” pero también “aumentará la disuasión con Rusia, fortalecerá a la OTAN y tranquilizará a los aliados”. No todos piensan igual. Este movimiento dirigido a que Alemania gaste más en Defensa despierta numerosas reservas y deja algunas incógnitas.

¿Puede Estados Unidos retirar unilateralmente las tropas?

Teóricamente no, aunque en la práctica sí puede hacerlo. Estados Unidos debe notificar a la OTAN su disposición de replegar parte del dispositivo y esperar su aceptación. Pero eso sería un mero trámite. La decisión última sobre los efectivos desplegados es siempre de los Estados a los que pertenece ese Ejército. En este caso, Estados Unidos.

No obstante, se considera una “descortesía” que se produzca la retirada de los efectivos sin el consentimiento de los aliados. En este sentido, el jefe del Pentágono ha asegurado que en las próximas semanas se pondrá en contacto con los socios de la OTAN para abordar la retirada.

El proceso habitual -según explica a este diario el almirante Ángel Tafalla- consiste en otorgar un tiempo a los aliados para que se abran consultas sobre qué Estado puede “cubrir el hueco” que deja el socio con su salida. No hubo este tiempo “de cortesía” cuando España retiró unilateralmente sus tropas de Irak, en cumplimiento de una promesa electoral de Rodríguez Zapatero. La decisión de 2004 provocó el enfriamiento de las relaciones con Washington y más de un escozor entre los aliados.

¿Cuándo se puede efectuar la retirada?

No hay fecha pero el repliegue de este tipo de tropas profesionales requiere un tiempo prudencial. “La retirada de tropas operativas en Afganistán o Irak puede realizarse en cuatro días, pero no las misiones de este tipo”, advierte Tafalla. La decisión responde más a razones políticas y no estratégicas. En este sentido y en medio de la pre campaña electoral, Trump puede presionar para acelerar los plazos ante la posibilidad de que pierda la reelección en noviembre. El Pentágono ha advertido que el personal afectado y sus familias recibirán la notificación con tiempo.

¿No paga Alemania a la OTAN?

La decisión de replegar parte de los 34.500 soldados desplegados de forma permanente en Alemania está planteada como una medida de presión para que Merkel cumpla sus compromisos financieros con la OTAN. En la cumbre de Gales, los jefes de Gobierno asumieron el objetivo de actualizar sus contribuciones a la Alianza hasta alcanzar el 2% del PIB.

Alemania todavía está lejos de cumplir esa promesa, pero es rotundamente falso que no pague. Berlín estableció una hoja de ruta para cumplir con el objetivo del 2% en 2031. En estos momentos, destina un 1,38% del PIB a Defensa. Hay que recordar, además, que debido al tamaño de su economía la contribución neta de Alemania está muy por encima de la de otros aliados -como Grecia- que cumplen el objetivo del 2% pero de un PIB inferior. En paralelo está la participación en el presupuesto de la Alianza. En este caso, Berlín aporta un 10% a las cuentas comunes, por detrás de Estados Unidos que está en un 14%. España llega a un 3%.

¿Dónde irán las tropas retiradas?

Para el almirante (r) Tafalla el cambio de “cromos” de Alemania por Polonia sería completamente “impopular” dentro de la Alianza y supondría una ofensa para Berlín. El movimiento aumentaría la tensión con Rusia al desplegar tropas de la OTAN en su frontera, rompiendo con la ley no escrita de no estacionar unidades fijas en los países del Este.

Para el almirante, el envío de tropas permanentes -no de rotación, que es otro supuesto- a Polonia no tiene sentido dentro del pensamiento militar. “No conviene que el soldado esté en primera línea, este tipo de tropas necesitan profundidad”, explica Tafalla que añade de una forma gráfica, “si arrasan con el contingente, te quedas sin nada”.

Pese a los deseos de Trump de replegar las tropas como de trasladarlas a Varsovia, es un paso tan delicado que tanto fuentes militares como diplomáticas del ámbito europeo dudan de que se llegue a materializar.