Imágenes del consulado de Venezuela vandalizado en Bogotá tras un año cerrado

La oficina diplomática permanecía clausurada después de que Colombia reconociese a Juan Guaidó como presidente interino y rompiera relaciones con la dictadura de Nicolás Maduro

Continua la tensión entre Colombia y Venezuela. A través de un comunicado, el Gobierno de Nicolás Maduro denunció que el consulado en Bogotá fue “vandalizado y saqueado”. Según el documento, “el Gobierno colombiano incurre en flagrante violación de los artículos 22 y 25 de la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas, al permitir, por acción u omisión, la ocupación ilegal de nuestra sede consular en Bogotá”.

Colombia rompió relaciones con Venezuela el pasado 23 de febrero del 2019 en un gesto de protesta contra la dictadura de Nicolás Maduro. El Gobierno de Iván Duque es uno de los más de 50 países que reconocen a Juan Guaidó como presidente interino y única autoridad legítima en el país caribeño.

De acuerdo con el comunicado del canciller venezolano, Jorge Arreaza, su país “hace responsable al Gobierno de Colombia por la pérdida o violación de los bienes, archivos y documentos, conforme a lo establecido en el artículo 24 de la Convención de Viena”.

Recordó que, según lo contemplado en el artículo 45 de la mencionada Convención, en caso de ruptura de relaciones diplomáticas entre dos Estados, o si se pone término a una misión de modo definitivo o temporal: “el Estado receptor estará obligado a respetar y a proteger, aún en caso de conflicto armado, los locales de la misión así como sus bienes y archivos…”.

En su denuncia, Arreaza no aclara si actualmente el consulado estaba operando con normalidad, no obstante en el vídeo que difundió el funcionario en su cuenta de Twitter, se puede apreciar que al parecer la sede actualmente no estaba en funcionamiento y se encontraba sin personal.

La Cancillería colombiana todavía no se ha manifestado sobre este incidente.

Así mismo, ese país insistió en que “Venezuela se reserva las acciones diplomáticas recíprocas a que hubiere lugar para resarcir esta inaceptable agresión a los locales de la misión venezolana en Colombia”. Arreaza, anunció ayer que su país denunciará a Colombia ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), tras registrarse hechos vandálicos en su sede consular en Bogotá.

"Colombia viola las disposiciones de la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas y consulares de manera flagrante. Una vez más, se agrede a Venezuela por acción u omisión", señaló Arreaza, quien agregó que "no sólo fue una incursión violenta", sino que también, "robaron documentos y destrozaron las oficinas".

De acuerdo con el canciller venezolano, los hechos develan “una irresponsabilidad absoluta del Estado colombiano”, pues, aunque ambas naciones hayan roto sus relaciones “hay una Convención que protege a estas sedes diplomáticas”.

Arreaza exhortó a Colombia para que investigue lo ocurrido, “responda por sus obligaciones internacionales e indemnice al Estado venezolano”.

El ministro de Exteriores venezolano también mostró imágenes de la sede del consulado y de la Embajada de Colombia en Caracas en perfecto estado. “Protegemos estas instalaciones porque es nuestro deber”, dijo.

En las imágenes desde el lugar, captadas por un testigo el 27 de junio, se pueden observar las ventanas rotas de la sede, las paredes de la verja grafiteadas y dañadas, basura arrojada al territorio, así como un caos dentro del consulado con muebles rotos y documentación revuelta.