¿Es Trump inmune al covid? El presidente así lo proclama y Twitter bloquea su mensaje

Impaciente por volver a la campaña, Trump hizo una serie de dudosas afirmaciones durante el fin de semana sobre su salud y el curso de la pandemia

Impaciente por volver a la campaña, el presidente Donald Trump afirmó ayer que está completamente recuperado y que es inmune al COVID-19, aclamó una cura que no es tal y declaró que el coronavirus está “desapareciendo” a pesar de que los casos aumentaron.

Trump proclamó su inmunidad hasta en Twitter, pero la red social lo ha vetado y ha ocultado el tuit asegurando que el texto viola las reglas “sobre la difusión de información engañosa y potencialmente dañina relacionada con la COVID-19”.

Los comentarios durante el fin de semana coronaron una semana que contó con el único debate vicepresidencial de 2020 y las prisas de Trump para dejar atrás su convalecencia y continuar con la campaña para las elecciones del 3 de noviembre.

Inmunidad a la covid

“Soy inmune ... Podría ser para toda la vida”, dijo el presidente en una entrevista el domingo en Fox News.

Después tuiteó que los médicos de la Casa Blanca le habçian dado el alta y que significaba que ni podía cogerlo ni podía transmitirlo.

Pero lo cierto es que esas declaraciones son dudosas y Twitter marcó su tweet con una advertencia de verificación de hechos.

Algunos expertos médicos se han mostrado escépticos de que Trump pueda ser declarado libre del riesgo de transmitir el virus tan temprano en el curso de su enfermedad. Tampoco puede estar completamente seguro de la inmunidad después de su enfermedad. Trump se refería a un informe publicado el sábado por la Casa Blanca en el que el Dr. Sean Conley dijo que cumplía con los criterios de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) para interrumpir de manera segura el aislamiento y que según los “estándares actualmente reconocidos” ya no se lo consideraba un riesgo de transmisión. El informe no aclaraba si Trump había dado negativo en la prueba del virus.

El Dr. Albert Ko, especialista en enfermedades infecciosas y director de departamento de la Escuela de Salud Pública de Yale, dijo que la Casa Blanca parecía estar siguiendo las pautas de los CDC sobre cuándo es apropiado terminar el aislamiento después de casos leves a moderados de COVID-19. Pero Ko advirtió que aquellos que han tenido casos graves de la enfermedad deben aislarse durante 20 días, no solo 10 días como lo ha hecho Trump. Señaló que Trump fue tratado con el esteroide dexametasona, que normalmente se reserva para pacientes graves con COVID-19.

El Dr. Marc Lipsitch, un experto en enfermedades infecciosas de la Escuela de Salud Pública de Harvard, dijo que la carta del médico no brinda suficiente información para estar seguro de que Trump ya no puede infectar a otros. Dijo que el uso de esteroides por parte de Trump podría prolongar la diseminación viral, por lo que el estándar de 10 días podría no ser suficiente. En cuanto a la inmunidad, si bien existe evidencia de que la reinfección es poco probable durante al menos tres meses incluso para aquellos con un caso leve de COVID-19, muy pocas enfermedades dejan a las personas completamente inmunes de por vida. Los anticuerpos son solo una parte de las defensas del cuerpo y, naturalmente, disminuyen con el tiempo. “Ciertamente es presuntuoso decir que es para toda una vida”, dijo Ko.

El virus está desapareciendo

Trump declaró el sábado que la pandemia "va a desaparecer; está desapareciendo ".

Pero no hay señales de que el virus esté “desapareciendo”. “Lo siento, pero tengo que no estar de acuerdo con eso”, dijo el mes pasado el Dr. Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas del gobierno, cuando Estados Unidos estaba teniendo 40.000 casos al día. Ahora hay más de 57,000 casos nuevos al día, con picos en numerosos estados.

Gravedad del coronavirus

Trump ha asegurado que tras contraer la covid, “mejoras”

Eso es obviamente falso. La mayoría de la gente mejora. Pero más de 1 millón de personas en todo el mundo han muerto a causa de la enfermedad, más de 214.000 de ellas en EE. UU. La enfermedad también puede dejar secuelas a largo plazo

El médico de Trump, el Dr. Sean Conley, asegura que Trump no mostraba evidencias de que su enfermedad progresara o que el presidente tuviera reacciones adversas al tratamiento. Eso no significa que lo haya superado.

La cura milagrosa

Trump, sobre los anticuerpos experimentales que le administraron: "Tenemos una cura. ... Puedo decirte, es una cura y hoy estoy hablando contigo por eso ". Eso declaró por teléfono al programa de radio de Rush Limbaugh el viernes.

Lo cierto es que no hay cura. Su declaración es prematura en el mejor de los casos y puede generar falsas esperanzas. Y su condición actual no puede atribuirse a un medicamento en particular sino a la combinación de medicamentos que le han dado. Los medicamentos con anticuerpos como el que le dieron a Trump se encuentran entre las terapias más prometedoras que se están probando para tratar y prevenir las infecciones por coronavirus. Pero los medicamentos todavía están en prueba; aún no se conocen su seguridad y eficacia. Trump estuvo entre menos de 10 personas que pudieron acceder al medicamento Regeneron Pharmaceuticals sin tener que inscribirse en un estudio.