“España es el país de la UE que más ha sufrido la guerra comercial de Trump”

El asesor demócrata y ex subsecretario de Comercio de EE UU, Juan Verde, analiza las claves de la futura Administración Biden

Productores de aceituna protestan en Sevilla por la subida de los aranceles de Donald Trump

Para Juan Verde, asesor demócrata y ex subsecretario de Comercio de Estados Unidos para Europa, “a España le va a ir mucho mejor en esta nueva era”. Verde, nacido en Gran Canaria, ha trabajado en las últimas presidencias y campañas del Partido Demócrata y, en estas trepidantes elecciones, también ha estado al pie del cañón en el equipo del candidato Joe Biden.

Lo primero que hizo el demócrata en un webinar organizado por Atrevia, del que Verde también es senior partner, es defender el voto por correo en Estados Unidos.

“El voto por correo lleva en EE UU como opción legal, legítima y democrática, desde hace más de 100 años, se empezó a usar durante la guerra civil”, explicó Verde.

“Jamás, jamás antes hubo el mínimo indicio de que esto pudiera poner en peligro la legitimidad, la integridad del sistema electoral norteamericano ni mucho menos cuestionar los valores demócraticos del país”. Sin embargo, como el presidente Donald Trump hizo desde que comenzase la pandemia de coronavirus. En el Partido Demócrata no ha sorprendido la actitud del mandatario tras perder las elecciones. “Trump lo ha hecho como estrategia para alcanzar el objetivo que él tenía”. El demócrata reconoce que la jugada de Trump, desde un punto de vista estratégico, de astucia política, “ha sido brillante”.

El presidente “sabía que las elecciones iban a ser muy reñidas y que su apuesta fue: “si gano, gano otros cuatro años más, y si no gano, como ha estado diciendo durante meses, es porque me han robado las elecciones a través del voto por correo”. En opinión de Verde, Trump sabía perfectamente que muchos demócratas estaban votando por correo por temor al contagio de covid-19.

Para Verde, que Trump hable de fraude electoral consigue que se le dibuje como un mártir ante ese poco menos del 50% de los estadounidenses que lo sigue apoyando. “Creo que su objetivo es 2024. La Constitución de EE UU permite su reelección y no tiene por qué ser consecutiva”.

Trump se posiciona así como “mártir, héroe, pero también víctima de cara a las próximas presidenciales”. Y de momento, “seguirá siendo visto como un actor relevante en la política estadounidense” a pesar de ser un presidente de un solo mandato. En parte, como apunta Verde, “porque no hay aún ningún líder político republicano que le pueda hacer sombra”. Pero lo cierto es que “las acusaciones de fraude son un invento suyo, no hay ningún tipo de base jurídica y Trump y su equipo están perdiendo la mayoría de causas legales que están presentando”.

“Esto ya se acabó”, reconoce Verde.

“Las probabilidades de que Trump pueda salir adelante y seguir siendo presidente a estas alturas son prácticamente inexistentes. Trump obtuvo 232 votos en el colegio electoral y Biden 306″. Asimismo, el asesor demócrata recordó que “Biden ha sido además el presidente más votado de la historia de Estados Unidos, más de 80 millones de votos, 11 millones más que Obama (quien tenía el récord), y seis más que Trump”. Todo un récord en voto popular.

En cuanto a si el presidente reconocerá o no su derrota, Verde asevera que los discursos de aceptación o concesión son una costumbre en Estados Unidos, “pero no hay ninguna ley que le obligue. Lo que sí tiene que hacer el 20 de enero -y así está reflejado en la Constitución, en la Enmienda número 20, a las 12 del mediodía, es abandonar la Casa Blanca”.

Verde augura que Trump “hará un discurso público en los próximos días o dentro de dos semanas. No va a conceder su derrota, pero por el bien del país asumirá que se tiene que ir”.

¿Cómo va a cambiar el mundo con la Administración Biden?

Para el demócrata, sin duda, el mundo cambiará una vez que Biden asuma el timón de Estados Unidos. En primer lugar, porque los últimos cuatro años han sido “nefastos para la comunidad internacional. Estados Unidos ha abandonado esa visión multilateral de diálogo y diplomacia, coaliciones y alianzas estratégicas muy fuertes con la UE y algunos países de Latinoamérica, así como organismos internacionales”. Washington abandonó por completo su papel como jugador internacional en busca del consenso de sus aliados.

En opinión de Verde, “los retos del siglo XXI a los que se enfrenta la humanidad son la proliferación nuclear, las pandemias, el terrorismo internacional, los ciberataques, el cambio climático... Todos y cada uno de estos retos tiene un denominador común: requieren de mayor colaboración por parte de los países”. Ningún país, ni siquiera Estados Unidos, puede enfrentarse solo a estos retos de forma unilateral.

En este sentido, Verde aseguró que durante las primeras 24 horas de Biden como presidente, el demócrata “va a volver al Tratado de París, porque entiende, como advierte la comunidad científica, que el cambio climático es la grave amenaza para el planeta”.

A continuación, Verde hizo un repaso a todos los organismos de los que el presidente Trump se ha salido. “Abandonamos la OMS en mitad de la peor pandemia. Volveremos a definir nuestra relación con Latinoamérica, con la OTAN, volveremos a restablecer los acuerdos de no proliferación nuclear, la alianza transpacífica... La lista es muy larga. Llegamos a abandonar organismos tan importantes como la Unesco, el tratado de cielos abiertos...”. En suma, “ha sido un despropósito absoluto y finalmente, ahora estamos en el camino apropiado”.

Juan Verde, ex asesor de ObamaLa RazónLa Razón

China

Respecto a China, Verde indicó que si en algo están de acuerdo ”demócratas y republicanos, es precisamente en que hay que tener una actitud y una postura mucho más firme y fuerte frente a China, que no está siguiendo las reglas de juego”. Esto “nos debería preocupar a todos”.

Bajo una relación de respeto y no de confrontación, sí hay áreas en las que se puede colaborar. “Desafortunadamente, repecto a China nos movemos hacia un mundo mucho más polarizado, donde habrá dos grandes potencias y el resto del mundo va a tener que ir poco a poco posicionándose a un lado u otro y esto quedará reflejado en la tecnología, en el 5G, en la influencia geoestratégica...”.

Eje Washington-Bruselas

Las dos grandes potencias mundiales van a poder remar a la vez. “Son los dos socios comerciales más importantes del mundo. EE UU es el mayor inversor extranjero en Europa, Europa es el mayor inversor extranjero en Estados Unidos”.

“Conjuntamente somos el 40-42% del PIB mundial, esto es una gran oportunidad para definir las prioridades”.

Habrá una nueva era en Europa, pero hay que empezar a fortalecer las relaciones. “La relación con la OTAN y la guerra comercial van a cambiar, son algunas de las prioridades de la nueva Administración. Veremos un frente común entre EE UU y Europa” y Verde recordó además, que Biden es un “europeísta convencido”.

Por lo que adelanta que Biden pondrá fin a esa guerra comercial que ha habido durante los últimos cuatro años, que hubiera sido impensable. Pero Trump “tomó medidas unilaterales como imponer aranceles a los productos europeos y españoles”.

Aunque recordó que sigue habiendo un déficit comercial que nos preocupa a los americanos, pero habrá que sentarse a la mesa a negociar y buscar oportunidades más bidireccionales y recíprocas. “No tiene sentido la confrontación”.

Nueva era para España

“A España le va a ir mucho mejor en esta nueva era”, incide Verde. “En parte porque la guerra comercial que se ha desatado entre EE UU y Europa tiene que acabar y va a cambiar”. Y es que para el experto y ex subsecretario de Comercio de EE UU para Europa, “el país que más está sufriendo esta guerra de aranceles, o guerra comercial unilateral es precisamente España”. Verde explica que “se han impuesto aranceles a los productos españoles más populares en EE UU, un segmento que estaba en pleno auge y desarrollo”. El asesor de Biden mencionó los vinos, los quesos, los productos porcinos, las aceitunas, el aceite de oliva... “Todos estos productos tan importantes para la economía española”.

Asimismo, Verde recordó la guerra comercial entre Boeing y Airbus. “Una serie de componentes de Airbus se fabrican en España, en diferentes comunidades autónomas, que generan empleo, estabilidad económica para esas regiones y de la noche a la mañana se han visto involucradas en una guerra sin sentido”. Y augura que la nueva Administración será extremadamente positiva en este sentido.

Incluso para las pequeñas empresas tecnológicas, “hay una oportunidad enorme una vez que se fortalezca esa relación bilateral otra vez, para que las empresas españolas puedan exportar otra vez tecnología, innovación e ideas a Estados Unidos, al mayor mercado de innovación del mundo”.

Verde confiesa que es muy optimista: “Creo que la nueva relación bilateral con la Unión Europea va a ser mucho mejor, y particularmente, en España: el país que más tiene que ganar si se acaba esa guerra comercial”.

Sin embargo, Verde es cauto, y reconoce que “el cambio” no se va a notar el 20 de enero, cuando Biden asuma la presidencia de Estados Unidos. “No creo que volvamos en absoluto a la situación de hace cuatro años”, explica. “No creo que vayamos a firmar un Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y Europa a pesar de que llevábamos 35 años negociándolo”. En su opinión, las condiciones han cambiado y desafortunadamente, “no hay apetito político a ambos lados del Atlántico”. No obstante, “si hay una gran oportunidad de mejorar los acuerdos ya existentes, de actualizarlos, de ponerlos al día...”. Los acuerdos comerciales deberían no ser rígidos, “deberían ser flexibles, deberían estar mutando continuamente según cambian las realidades de las empresas y las condiciones de los mercados”.

“Pero esto va a llevar tiempo”. Verde habla de entre seis meses a un año hasta que “se vean los primeros resultados”.