Acuerdo post Brexit: ¿un regalo o el principio de un tortuoso camino?

Analistas y medios internacionales consideran que Reino Unido tiene un difícil camino por delante

Periodistas ayer frente a Downing Street
Periodistas ayer frente a Downing StreetFACUNDO ARRIZABALAGAEFE

Reino Unido ha llegado por fin a un acuerdo post Brexit, pero analistas internacionales advierten de que debería tener cuidado con el mundo muy diferente en el que se está adentrando. “The Guardian” analiza cómo fuera de Europa, políticos, expertos y medios de comunicación dieron la bienvenida al final del largo y tortuoso proceso del Brexit en Gran Bretaña, pero sin caer en la celebración.

En el New York Times, Mark Landler reflexiona sobre cuánto habían cambiado Gran Bretaña y el mundo desde la votación de 2016, cuando una estrecha mayoría de personas se sintió “tentada por el argumento de que el país prosperaría al deshacerse de los grilletes burocráticos de Bruselas “, desarrollar nuevas industrias y cerrar sus propios acuerdos comerciales. Pero ahora el mundo es más proteccionista y nacionalista y vulnerable debido a la pandemia. “El mundo está ahora dominado por tres bloques económicos gigantescos: Estados Unidos, China y la Unión Europea”, escribe Landler. “Gran Bretaña ha finalizado su divorcio de uno de ellos, aislándose en un momento en que el camino a seguir parece más peligroso que antes”. En ese mismo artículo, Thomas Wright, director del Centro para Estados Unidos y Europa de la Brookings Institution, es directo: “Convertirse en un libre comerciante global en 2016 es un poco como convertirse en comunista en 1989. Es un mal momento” .

Linton Besser, corresponsal en Europa de la Australian Broadcasting Corporation, predice que Boris Johnson, siempre populista, se moverá en función de los resultados del acuerdo. “El primer ministro continuará pregonando el avance mientras sea ventajoso hacerlo”, escribe Besser. “En un futuro no muy lejano, cuando las elecciones se acerquen, él y sus aliados encontrarán una manera, sea cual sea las retórica que se requiera, para condenar a la UE de todos modos. Y eso se debe a que Europa ha sido durante décadas un hombre de paja muy útil para muchos, entre ellos el propio Johnson, quien allanó el camino de su política con artículos en periódicos tremendamente exagerados que despreciaban la cooperación europea”.

En China, el diario respaldado por el estado, Global Times, asegura que el acuerdo es “un regalo de Navidad no solo para la economía británica, sino también para el mercado financiero global golpeado por la Covid-19”. El editorial asegura que los mercados del mundo todavía están luchando con la pandemia y buscando “menos caos”. Elogia los “últimos esfuerzos desesperados” del gobierno británico para asegurar un acuerdo bajo tanta presión. “No se puede negar que un Brexit sin acuerdo conduciría a un cambio dramático en las perspectivas de vida y empleo de los británicos”, dice. Xinhua, por su parte, considera que, si bien el acuerdo “ciertamente ayudará a evitar el borde del acantilado del Brexit”, no es “un regalo de Navidad para todos”.

Otros medios estatales en inglés, como CGTN y China Daily, incluyen un artículo de opinión del ex eurodiputado Jonathan Arnott, quien escribe que llegar a un acuerdo, en la víspera de Navidad y una semana antes de la fecha límite, fue “impresionante, aunque no sorprendente”. “El mundo está cambiando”, asegura, y la forma en que el Reino Unido se posicione en los mercados en crecimiento de China, India y América del Sur será “fundamental”. “De una forma u otra, debe demostrar una estrategia clara: a menos que dichas relaciones comerciales se firmen, el Reino Unido no puede afirmar que se ha beneficiado económicamente del Brexit”.

Por su parte, el ministro de Finanzas de Japón, Taro Aso, indicó a los periodistas que acogió con satisfacción el acuerdo y que “debe valorarse mucho que se haya logrado un acuerdo amplio entre ambos”.

La ministra de Relaciones Exteriores de Nueva Zelanda, Nanaia Mahuta, también felicitó a ambas partes. “Damos la bienvenida a la estabilidad y continuidad”, tuiteó.

Un funcionario del departamento de estado de EE. UU. ha asegurado que EE. UU. está comprometido a negociar un acuerdo de libre comercio integral con el Reino Unido. “Apoyamos al Reino Unido en su decisión soberana de salir de la UE, y esperamos continuar con las relaciones sólidas con el Reino Unido y la UE”.

El Times of India considera que el acuerdo deja “partes críticas de la relación para resolver más tarde”, mientras WIO News informa que las dos partes “finalmente acordaron” un acuerdo, pero recuerda las advertencias de los economistas de que “dejar la órbita de la UE perjudicará” a la sexta economía más grande del mundo actual.