Iván Duque cede ante las duras protestas en las calles de Colombia

El presidente colombiano retira su reforma fiscal, que pretendía equilibrar las cuentas del Estado, tras las intensas manifestaciones durante cuatro que han dejado varios muertos

El presidente de Colombia, Iván Duque anuncia que retira su reforma fiscal
El presidente de Colombia, Iván Duque anuncia que retira su reforma fiscal FOTO: Nicolas Galeano / Presidency of EFE

Después de cuatro días de protestas y una persona muerta, según registro oficial del Ministerio de Defensa, el presidente de Colombia, Iván Duque, ha anunciado públicamente que solicitó al Congreso de su país retirar la reforma fiscal radicada el pasado 15 de abril y trabajar en el texto de otra propuesta que pueda estabilizar las cuentas del país, que sea “fruto de los consensos”.

El mandatario reiteró que la reforma es necesaria para atender desbalances internos, dar tranquilidad a los mercados internacionales y ampliar las ayudas a la población vulnerable. “La reforma no es un capricho. Retirarla o no no era la discusión, la verdadera discusión es poder garantizar la continuidad de programas sociales”, dijo el presidente.

El anuncio ocurrió al mediodía de este domingo cuando ya se registraban nuevas protestas durante la jornada, siguiendo la conflictividad social que inició el miércoles con una marcha en Bogotá y se extendió por varias ciudades del país latinoamericano en medio de un paro nacional.

Jornadas de protesta que también resultaron en violencia. En Cali, la Red de Derechos Humanos Francisco Isaías informó haber recibido la denuncia de 14 personas asesinadas por disparos policiales, cuando el Ministerio de Defensa solo constató un fallecimiento.

Santiago Murillo, de 19 años, murió en Ibagué por una herida de arma de fuego. El disparo que le produjo la muerte y que lo impactó en el pecho, según testigos, familiares y amigos, salió del arma de fuego de un policía, en un lugar donde habían ocurrido disturbios y enfrentamientos con los uniformados.

En la mañana del domingo, el Inspector General de la Policía Nacional, Jorge Ramírez Aragón, dijo que ese cuerpo “lamenta la muerte del joven Santiago Murillo, que se presentó en medio de los disturbios. Siguiendo instrucciones del director general, me desplacé a Ibagué para asumir la investigación disciplinaria frente a este doloroso caso”. Señaló que la institución daría todo su apoyo para aclarar la muerte.

Otros abusos ya han sido reportados por distintas organizaciones, mientras que varias se unieron para señalar ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos posibles violaciones a los DDHH cometidos por agentes del Estado, en el marco de un supuesto “tratamiento de guerra contra las manifestaciones”.

La reforma fiscal que desató la ola de protestas populares buscaba recaudar más de 30 billones de dólares, pero ocasionó una subida en las tasas de interés de los bonos de deuda del país y una depreciación de la moneda nacional, el peso colombiano, en relación con el dólar de Estados Unidos.

El presidente Duque no informó sobre plazos para presentar otra reforma ante el Congreso. Fuentes del Ministerio de Hacienda informaron a la revista Semana de Colombia que nuevo proyecto será una ponencia en la que ya venía trabajando el Gobierno con los congresistas.

Duque anunció que ya había dialogado con representantes de algunos partidos políticos, la sociedad civil, alcaldes y gobernadores y líderes del sector empresarial, “quienes han aportado valiosas ideas para lograr esta financiación sin afectar a la clase media y a los más vulnerables”. Además, invitó a “la construcción y no al odio ni la destrucción, es el momento de trabajar en conjunto entre todos y sin mezquindad”.

Las protestas en Colombia ocurren en medio de una disminución en la calidad de vida en ese país. “Por el covid-19, la pobreza subió en el país (del 35,7 %) al 42,5 %”, reveló esta semana Juan Daniel Oviedo, director del Departamento Administrativo Nacional de Estadística. “Colombia pasó de tener 17,4 millones de personas en situación de pobreza monetaria a 21 millones”, agregó.