MENÚ
lunes 24 junio 2019
14:41
Actualizado

Al menos 17 heridos por una explosión en un autobús turístico en Egipto

Al menos 17 personas, la mayoría extranjeros, han resultado heridas por una detonación que ha alcanzado a un autobús turístico en las inmediaciones del Gran Museo Egipcio cerca de las Pirámides de Giza

  • Estado en el que ha quedado el autobús/Efe
    Estado en el que ha quedado el autobús/Efe

Tiempo de lectura 2 min.

20 de mayo de 2019. 15:04h

Comentada
Marta Esquiroz.  19/5/2019

ETIQUETAS

La Pirámides de Giza vuelven a convertirse en el escenario perfecto para aterrorizar al sector turístico. Al menos 17 personas han resultado heridas tras la detonación de una bomba cerca del Gran Museo Egipcio, que afectó al paso de un autobús turístico que se dirigía al complejo turístico.

Según la televisión estatal, el autobús llevaba abordo a 25 turistas de origen sudafricano, de los cuales algunos quedaron malheridos, pero también la onda expansiva alcanzó a un vehículo privado en el que viajaban cuatro personas dentro y que aún se desconoce si sus ocupantes resultaron heridos.

Una fuente de la Comisaría General de la provincia de Guiza indicó a EFE que el artefacto explosivo fue colocado “junto a la valla del perímetro” del museo que aún no había sido inaugurado. Por su parte, la agencia la agencia DPA, citando a fuentes de seguridad propias, asegura que el artefacto fue colocado “en el muro del edificio”.

Esta explosión se produce cinco meses después del último atentado contra los extranjeros, que tuvo lugar el pasado diciembre, después de que una bomba casera colocada en el trayecto hacia las tumbas de los faraones egipcios Keops, Kefrén y Micerino, en el que murieron 4 personas y 10 resultaron heridas.

Samuel Tadros, experto en Egipto de la Universidad de Georgetown EE UU, este ataque supone un duro golpe para la industria turística egipcia, que ha sufrido un profunda caída desde la salida del expresidente Mubarak y la revolución de 2011. “El turismo es uno de los sectores clave de la economía egipcia y una disminución en los ingresos por turismo complica los intentos del gobierno de abordar los problemas económicos del país después de varios años de luchas económicas”, dice Tadros.

Al mismo tiempo que se espera que algún grupo asuma la autoría del ataque, también se aguarda a la reacción del presidente egipcio quien, según Tardos, la base de su régimen es la lucha contra el terrorismo. “Al Sisi echó del poder a los Hermanos Musulmanes y después pidió al pueblo que se manifestara a favor de darle un mandato para combatir el terrorismo. Por tanto, tiene que ser su principal objetivo ya que es la razón por la que gobierna”, explica Tadros.

Desde su llegada al poder, el presidente puso en marcha una férrea y brutal campaña para acabar con estas organizaciones terroristas a base de ejecuciones y ataques contra personas o colectivos que, según las ONG, tienen poca o ninguna conexión con dichos actos. “Obviamente, su régimen tiene una definición amplia de lo que constituye terrorismo, pero no creo que luchar contra el terrorismo sea una justificación para el asesinato a inocentes”, sentencia Tadros.

Últimas noticias